comunidades

De tablón a "Mood Board"



¡Buenas!

Últimamente me ha dado la vena de customizar, aunque bueno... más que customizar estoy haciendo cambios drásticos a todas las cosas que tengo en mi cuarto de costura que no me parecían muy cuquis.

Empecé con la tabla de corte, seguí con el maniquí, haciéndole una funda nueva (ya os la enseñaré) y poniéndole un delantal muy mono y hoy le ha tocado el turno al tablón de corcho.

La verdad es que utilizo mucho el tablón para mis labores. Cuando tengo que calcar un patrón con la ruleta dentada, pongo el corcho debajo y me resulta super cómodo hacer las marcas. Cuando tengo que sacar moldes de ropa ya hecha, también lo uso mucho y para otro tipo de DIYs también le doy caña.

El caso es que mi pobre tablón de corcho estaba totalmente maltratado. Por uno de los lados estaba nuevo e intacto pero por el otro lado tenía pintura, restos de pegamento, marcas de lapiz, de boli... Por supuesto, la parte fea no te la voy a enseñar.

Total que cuando recibí una selección de telas super monas, hubo una que me dejó sin palabras. La tela azul de Mapa Mundi:
 



Navegué por Pinterest para ver qué hacían las demás con esta tela tan bonita y vi manteles, bolsas, estuches, bolsos... cosas que me gustaban pero que ahora mismo no me hacían falta (y coser por coser... ¡No va conmigo). Y un día hablando con "The Mint Feather" me enseñó lo que ella había hecho con una tela muy parecida y a mí me gustó tanto que me inspiré en su proyecto para renovar mi viejo tablón de corcho.

Si tú también quieres transformar tu tablón en uno más bonito, vas a necesitar los siguientes materiales:

- Un tablón de corcho

- Una tela preciosa

- Entretela termoadhesiva de doble cara

- Chalk Paint

- Cinta de Carrocero (Tirro, o Masking Tape)

Lo primero que tienes que hacer es cubrir con cinta de carrocero los bordes del tablón para no manchar el corcho con la pintura.



A continuación, pinta el borde de madera con chalk paint. Primero un lado y cuando se seque, el otro.

Una vez que la pintura se haya secado. Mide la superficie de corcho a cubrir y corta una pieza de tela del mismo tamaño y aplica entretela termoadhesiva de doble cara.



Luego plancha la tela al tablón, haciendo incapié en las esquinas para que quede bien adherido.



¡Y voilá, tablón renovado y terminado!



Si quieres puedes añadir con una pistola de silicona algunos botones, carretes o lo que tengas a mano para decorar.



Yo a partir de ahora, para mis DIYs usaré (con cuidado) la parte trasera del tablón que no he forrado con la tela. La parte delantera y bonita la usaré de mood board de costura. Colgaré recortes de revista de prendas que me gusten, muestras de tejidos, apuntes o frases inspiradoras, anotaciones de los patrones que estoy cosiendo... ¡Cualquier cosa!



¿Qué te parece el nuevo look de mi tablón de corcho? ¿Te gusta más así?  

Fuente: este post proviene de Mis Primeras Puntadas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Libros de moda y patronaje

Últimamente parece que paso más tiempo leyendo que cosiendo, pero no es de extrañar cuando caen en mis manos libros como los que te voy a enseñar hoy de la Editorial Gustavo Gili: La historia de la m ...

Recomendamos