El costurero de Lulú Idea guardada 49 veces
La valoración media de 78 personas es: Excelente

Cómo hago la ventana de catedral

¿Cómo va ese domingo? Yo aprovechando para experimentar con una de esas técnicas que siempre he tenido ganas de hacer y que por una cosa u otra nunca me había atrevido. Tal vez porque imaginaba que sería muy complicada, pero mi afán por hacer curvas me pudo y aquí estoy con un tutorial muy sencillito que te permitirá hacer la famosa ventana de catedral. ¿Quieres saber cómo? ¡No te vayas muy lejos que empezamos!
Lo primero que voy a hacer es enseñarte el bloque por si no habías oído hablar de él, así te haces más fácil a la idea de lo que vamos a hacer. Es éste.

Mi ventana de catedral
Mi ventana de catedral
Como ves, he utilizado tres colores diferentes pero tu puedes utilizar los que quieras, haciendo diferentes combinaciones, eso sí, yo usaría siempre el mismo color para simular el marco para que se aprecie más la técnica. En mi caso corte todas las telas a 10.25 cm con el fin de obtener un bloque de 18 cm.
Una vez cortados los cuadrados, vamos a coger las telas verdes, las que he usado para el marco, las doblamos a la mitad y planchamos para que no se nos muevan. Y lo colocamos así sobre las telas beige, de tal forma que la parte abierta de las telas dobladas coincidan en el centro.

Colocamos la tela ocura doblada hacia el centro
Colocamos la tela ocura doblada hacia el centro
Si te fijas, lo que tenemos es un four patch y tendremos que coserlo como tal. Pero como son muchas telas, mi consejo es que las sujetes bien con alfileres para que evites que se puedan mover durante el proceso de coserlas a la máquina.

Sujetamos bien con alfileres
Sujetamos bien con alfileres
Nos vamos a la máquina y cosemos los dos bloques tal y como los tenemos arriba. Cuando lo hayamos hecho tenemos que planchar con las costuras abiertas, porque si te das cuenta, son muchas capas de tela y nos puede costar mucho hacerlo con facilidad.

Planchamos con las costuras abiertas
Planchamos con las costuras abiertas
Siempre te digo que no me gusta planchar así pero en este caso es irremediable porque fíjate ahora. Al unir las dos tiras que tenemos arriba quedaría demasiado grueso y es complicado de manipular. En este trabajo, en la lone star o el molinillo con algunos de los casos en los que planchamos así.
Una vez cosido, esto es lo que tendremos por detrás.

Planchamos las dos costuras abiertas
Planchamos las dos costuras abiertas
Cogemos la tela que habíamos cortado de otro color, también a 10,25 cm y la colocamos encima de nuestro bloque, tal y como te enseño en la imagen.

Colocamos la tela en el centro del trabajo
Colocamos la tela en el centro del trabajo
Mi consejo es que estires bien la tela desde el centro hacia los laterales, teniendo en cuenta que las esquinas tienen que ir a las líneas de unión de los bloques, de lo contrario te quedaría torcido. Si le pones alfileres desde el centro hacia el exterior el resultado será mucho mejor porque no te quedará muy abombada la tela, que es lo más probable con este tipo de bloques.
¿Qué sucede ahora? Si intentas llevar la tela oscura hacia la central, se produce una especie de magia que crea una curva. ¡Mi queridísima y anheladísima curva! En serio, es como una obsesión que tengo, el día que consiga hacer círculos perfectos será maravilloso.
No me desvío del asunto que nos trae aquí hoy Puedes ayudarte de alfileres para girar esa tela pero creo que haciéndolo con la mano es bastante más sencillo. ¿Empiezas a ver tu ventana?
Solo tendrás que comenzar a coser desde una esquina y a medida que vas avanzando vas llevando a la tela hacia el interior. Eso sí, ten cuidado de tener el cuadro interior bien estirado porque si no se verá la tela de abajo.

Cosemos a la máquina
Cosemos a la máquina
He tomado la precaución de coser bastante al borde para que la tela interior no se me escape y lo he hecho con hilo que hace contraste, pero todo depende de lo que quieras conseguir. Imagina que pones el marco negro y pones el hilo del mismo color, no se vería y tal vez el resultado sería más limpio. ¡Eso lo dejo a tu criterio!
Lo importante es que has aprendido a hacer esta técnica tan divertida y tan chula. Si quieres otro día te enseño cómo hacer la ventana con el método quilt as you go y así podríamos poner la guata y la traser al mismo tiempo. ¡Ahorraríamos muchísimo tiempo!

Mis dos ventanas de catedral
Mis dos ventanas de catedral
Así de sencillo tienes esta ventanas hecha, imagina que utilizas varios colores para el interior o para la parte que he puesto beige. ¡Podría ser una revolución de colores! Y queda genial en un camino de mesa o en un tapiz, aunque seguro tampoco queda mal en un cojín o en algún quilt, que será muy calentito ahora que se acerca el invierno.
Ahora es tu turno de investigar y contarme si te gusta esta técnica o si piensas ponerla en marcha. Yo me quedo por aquí ideando cositas nuevas para los próximos días y muy contenta porque puedo anotar otro reto como superado. ¡Yuju!
Disfruta de lo que queda del finde y que tengas un feliz inicio de semana.
¡Besos costureriles!
La entrada Cómo hago la ventana de catedral aparece primero en .

Fuente: este post proviene de El costurero de Lulú, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

En honor a Notre Dame

El post de hoy lo escribo en honor a Notre Dame. Hace unas 24 horas la catedral de París fue pasto de las llamas. Incrédulos veíamos a través de la televisión cómo el fuego consumía la cúpula del edif ...

Recomendamos