Con mi Aguja en las Nubes Idea guardada 31 veces
La valoración media de 16 personas es: Excelente

Calcetines navideños por una buena causa

La Navidad ya lleva un tiempo instalada entre nosotros: luces, turrones, polvorones, escaparates decorados y, también, los DIY navideños. El primer proyecto de esta Navidad 2015 de Con mi Aguja en las Nubes ha sido elaborar calcetines de fieltro por una buenísima causa: que los pequeños que pasan la Nochebuena ingresados en el hospital tengan su propio calcetín, para que Santa se acuerde de dejarles sus regalos, porque nos consta que además de ser super buenos son unos valientes.
Este año, mi socia, Imperdible en las nubes, se ha currado ni más ni menos que 42 calcetines navideños, que ha donado a la Asociación contra el Cáncer de Palencia para que los peques de esa ciudad tengan su propio calcetín navideño y un poquito del amor que Imperdible pone en cada uno de ellos.


Calcetines navideños de Imperdible en las Nubes
Si queréis colaborar con una iniciativa como ésta podéis hacerlo ayudando a Sylvia de Butterflies in the Garden. Sylvia trabaja en un hospital en Oxford y, cada año, con ayuda de unos laboriosos duendes llena de color la Navidad de los niños y niñas que pasan la Nochebuena ingresados en la planta de oncología del hospital. Con mi Aguja en las Nubes lleva colaborando con Sylvia desde 2012. Así que este año, además de ayudar a Imperdible en las Nubes con 2 calcetines navideños, un calcetín de El Monstruo de las Galletas volará a Oxford.
Hacer un calcetín navideño es muy sencillo, así que si no sabéis coser no os preocupéis, sólo necesitáis creatividad y un poquito de paciencia. En este tutorial vamos a utilizar fieltro, que es muy cómodo ya que no se deshilacha, pero podéis utilizar la tela que queráis.
Lo primero que necesitamos es el patrón para cortar el fieltro. Podéis usar el que queráis teniendo en cuenta que los regalos de los peques tienen que caber dentro, es decir, de unos 40 centímetros de altura por 22 centímetros de ancho. Os dejo un enlace al blog de Sylvia, Butterflies in the Garden, en el que encontraréis el patrón que ella utiliza y comparte para realizar los calcetines, con las explicaciones necesarias para crearlo.
Una vez que tenemos el patrón lo colocamos sobre el fieltro, doblado por la mitad para sacar tanto la parte delantera como la trasera del calcetín, y lo fijamos con alfileres. También podéis marcar el patrón con un jaboncillo. Cortamos con cuidado para que los bordes queden parejos, sin cortes bruscos. Con fieltro del mismo color cortamos una pieza de 10 centímetros de largo por 2 de ancho, que será el gancho del calcetín.
Para la cara de Triki, encontré una tela ideal, de pelo azul, de tamaño medio, en Tejidos Paredes, en la calle Atocha nº 30, que simula estupendamente la cara peluda del monstruo. Tenemos que cortar un círculo de 15 cm. de diámetro, que será nuestro patrón. Recortamos la tela dejando un centímetro de margen. Y en este punto empieza la fiesta, ya que vuestra casa comenzará a llenarse de pelito azul.
Con fieltro de color blanco recortamos 4 círculos, que serán los ojos de Triki. Con fieltro negro cortaremos 2 círculos pequeños, que serán el iris, y la boca de nuestro monstruo. Y, finalmente, con goma eva estriada de color marrón, cortaremos un círculo que será la galleta. De este modo, antes de empezar a coser, tendremos las siguientes piezas:

Vamos a ir siempre de la pieza más pequeña a la más grande, así que lo primero será coser los ojos, comenzando por coser los círculos pequeños negros a los blancos. Tened presente que Triki tiene los ojos “a la virulé” así que colocad los iris de forma que queden desigualados. Una vez que tenemos esta pieza hecha, cosemos los dos círculos blancos mediante punto de festón, introduciendo un poco de relleno sintético en el ojo antes de terminarlo, para darle volumen.

Cogemos ahora el círculo de pelo azul que va dejando pelusas por toda la casa y cosemos un dobladillo de un centímetro alrededor con puntada invisible. Unimos ahora la boca en la parte inferior del nuestro círculo azul y los ojos en la parte superior, casi dejando que sobresalgan de la tela. Cosemos también la galleta dentro de la boca de nuestro monstruo y ya tenemos la cara completa.

Cosemos la cara de Triki a la parte delantera del calcetín, que es la única que va decorada. Y procedemos a unir ambas partes del calcetín. Al igual que los ojos, uniremos esta parte mediante punto de festón. Clavamos la aguja desde atrás, a través del canto, y ponemos el hilo alrededor de la aguja antes de sacarla. Recordad no tensar demasiado el hilo. Os dejo un enlace nuevamente al blog de Sylvia, en el que os explica de una forma muy sencilla cómo coser los bordes y al blog de Maru de Mi Desenchufe, que ha hecho un videoblog con un paso a paso para coser un calcetín navideño.

Ya sólo falta coser la pieza que va a ser el gancho del calcetín en la parte superior y tenemos listo nuestro calcetín navideño de El Monstruo de las Galletas.

Este es un calcetín muy sencillo, pero podéis decorarlo a vuestro gusto y complicaros la vida tanto como queráis. La verdad es que cuando se trata de hacer sonreír a un niño, el trabajo no pesa. Os dejo una muestra de algunos de los calcetines que he hecho para Christmas Stockings for Little Starts, el grupo de Sylvia, en años anteriores.

Hoy es el Día del Voluntario, así que os animo a hacer un calcetín navideño para que ayudéis a iluminar la sonrisa de un pequeño esta Navidad. Si queréis más información podéis consultar la pagina de Facebook de Sylvia o escribirme a conmiagujaenlasnubes@gmail.com. Gracias por estar ahí, lectores.


Fuente: este post proviene de Con mi Aguja en las Nubes, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos