comunidades

Chaqueta de punto liso rematada a ganchillo

Buenas!! ¿Cómo empieza la semana después de tanta fiesta?? Yo soy de las que se pasó el puente encerradita en casa, tejiendo como una loca y haciendo de niñera. Y aquí está la chaqueta que me trajo de cabeza estos días...

Chaqueta de punto




Una vez terminada, cosida y rematada, al probársela a la niña vemos que le queda un pelín justa... ohh!! pues nada, como el vestido todavía le queda algo grande no puede ser, así que toca deshacer TODA la chaqueta y empezar de nuevo.  Que rabia da, ¿verdad?

Pues para remartar la faena parecía que la lana era escasa, y casi casi no me llega. Menudo alivio al hacer la última pasada y ver que aún quedaba algún trocito de hilo.
Y total, que me agobié un mundo para nada, porque resulta que mi mamá se había agenciado ya con un buen trozo de lana para hacer el remate de ganchillo. Aiii.. estas madres... y yo pasándolo mal...

Detalle remate de ganchillo


Pues sí, el remate es obra de mi mamá, a mi entre hacer y deshacer ya no me daba tiempo a más, así que me echó un cable... Ella se inventa los remates, no se le puede pedir que siga un gráfico, ni tampoco que te repita dos veces el mismo remate (para que va a tomar notas....), hace absolutamente lo que le dá la gana pero al final siempre queda bien. Y yo no puedo quejarme...

Vista chaqueta doblada


Es muy simplona. Toda de punto jersey liso, y lleva los lacitos a juego con el vestido. Yo estoy muy contenta con el resultado. La tejí en la máquina, y aunque no tiene mucha chicha para practicar por lo sencilla que es, me viene muy bien para ir ganando soltura... aún así me llevó la friolera de 12 horas (cada chaqueta... porque hice dos!). Aunque parezca muy poquito tiempo para hacer una chaqueta, os aseguro que tejiendo a máquina es un auténtico crimen tardar tanto. Supongo que no hago las cosas como debería, pero bueno.. yo estoy muy contenta. Aún así necesito unas buenas clases!!! jejeje

Para este año ya se acabó el tejer a máquina, pero voy a lanzar mi primer propósito para el año que pronto empezará: tejer a máquina una prenda al mes. Parece un reto fácil, ¿verdad?, pero eso mismo me lo propuse el día que compré la máquina y aún no lo cumplí. Así que el próximo año os quiero aquí a todas para comprobar si cumplo!!

Un besiño!