comunidades

Una estola de seda con flecos para Carmencita

Después de una década con tantos hermanos, reducir la vida a sólo una hermana se hizo extraño. Pero la generosidad y vitalidad de Tía Carmen consiguió cambiarlo todo. Me brillan los ojos al recordar esos veranos bajo el sol gaditano. Otra vez era la menor de muchos hermanos, que en esta ocasión iban a la playa en un Renault 12 ranchera de color burdeos, con tantos asientos imaginarios que el trayecto se hacía muy corto. Recuerdo perder el aliento ante la imponente figura de mi Tío, que aunaba su uniforme militar con expresiones de cariño. Tenía un admirado hermano mayor, bastante protector, y un divertido compañero de juegos que nunca ha parado de hacerme reir con sus ocurrencias. Porque esa arena y yo nos conocíamos desde hacía bastante tiempo, aún antes de tener conocimiento. Fue en un verano y con Abuela Nati pletórica por estar con tres de sus hijas a la vez. Al crecer en la vida, cambia el lado del prisma con el que ves el paisaje, llegando hoy a buscar, como en casi todas las opciones que se me plantean, un imposible: la arena sin sol. Tengo que decir que algunos imposibles los he conseguido...

Esta nueva familia presentaba grandes diferencias con la anterior, y la más drástica era que ahora no podía elegir entre hermanas. Sólo estaba ella: la mirada que quería tener hermanas pequeñas. Recuerdo cerrar la puerta de su coqueto dormitorio para contarnos ningún secreto, huyendo de varoniles voces. Sus muñecas, sus libros de Enid Blyton y su bureau oscuro daban calma y misterio a ese cuarto de gran espejo con fotos enganchadas, donde nunca tuve intención de tocar nada para no manchar tan auténtico carácter.

Carmencita para mí, Mari Carmen para los demás, siempre ha tenido una actividad tranquila pero intensa, combinada con su persistente cariño, y llena de una a veces incomprendida buena intención. Asombrosa cocinera y ordenada subalterna de su Madre, sonreía camino de la playa, presumiendo de primas pequeñas ante los vecinos. Imposible olvidar que, cuando estaba a punto de flotar en mi sueño sobre la arena, su voz sonaba firme anunciando el tan temido paso del tiempo, que obligaba a girar el cuerpo otro cuarto de hora en posicion inversa. A pesar de mis quejas, conseguía devolverme con un excepcional color de piel, impensable en mí.

Muchas imágenes, algunas para siempre sobre el papel, llenan esos veranos con sabor a mortadela con aceitunas y competiciones comiendo arroz a la cubana, además de una inolvidable, única y sabrosísima ensaladilla rusa de Tía Carmen, de imprescindible cata bautizadora para todos los nuevos miembros de esa Familia de Verano.

Y con el paso de los años, descubrí sorprendida que su ilusión por ser nuestra "hermana mayor" era muy superior a la diferencia de edad que nos separaba. Consiguió engañarme con su mayor secreto.

Y es que Carmencita es la dulce mirada que te envuelve y protege. Una mano que te aprieta el brazo y te pregunta si estás bien, entonces ella también. El roce suave de un gato que ronronea. Carmencita es la familia, todos juntos, con sus padres en el centro. Multiplica las horas del día para impresionarnos; llega donde los demás pierden el aliento y abandonan. Es la constancia, el esfuerzo, hasta que consigue su objetivo. Todo en su sitio y conjuntado con estilo.

Pero para mí, Carmencita es quien trajo el olor a jazmín a mi ropa de ajuar, quien me dio consejos en mi primer vuelo sola, y donde encontré el ejemplo de una vida exitosa y ordenada lejos de los de siempre.



Para Carmencita, una estola en seda estampada de Emanuel Ungaro, con flores azules y moradas sobre fondo turquesa. Queda terminada con fleco de viscosa en malva, con el que se ha realizado un enrejado de dibujo habitual en los mantones de manila.



Estola de Carmencita adornando el juego de jarra y palangana de La Cartuja de Sevilla que Abuela Nati le regaló a mi Madre tras pasar juntas un verano en Cádiz.

Esta seda tiene un tacto distinto a las que he trabajado anteriormente, y su brillo es cautivador. El dibujo floral violeta y azul pavo es protagonista sobre la sombra de hojas en dos tonos del fondo. En su revés se puede leer la marca de esta conocida firma de moda francesa, en distintas direcciones.















Feliz Día del Carmen.

Un beso de tu rubia.



midedaldeplata.blogspot.com.es

Fuente: este post proviene de mi dedal de plata, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recordar los difíciles comienzos de todo es valorar lo que se tiene ahora, y ayuda a apreciar el avance que se ha conseguido. Si se recuerda resoplando, entonces se ha avanzado poco. Sin controlar mi ...

Cuando te planteas hacer una labor que será un complemento de vestuario, la mayoría de las veces se trata de suplir una necesidad que no puedes satisfacer debido al coste de una prenda muy elaborada o ...

Se ven desde hace unos veranos, pero este año los kimonos destacan más por las telas con las que se han confeccionado. ¿Y quién no tiene un kimono? Pues pensándolo bien... mi Madre no luce ninguno. As ...

Recomendamos

Relacionado

boda chal complementos. ...

Aunque no nos parecemos en nada, hemos llegado hasta a disfrazarnos de gemelas. Vestir igual que mi hermana era casi un diario cuando éramos pequeñas, a veces ella de rojo y yo de azul. Siempre pensé que mi color favorito era el azul, pero me he dado cuenta que es el rojo, porque es el color que solía estar viendo. Con ella me pasa lo mismo: es lo que solía estar viendo... En casa todo era doble, ...

boda chal complementos ...

Nací un Sábado Santo de otro siglo. Ya acababa el invierno, pero hay zonas del país que se resisten a la primavera. Aún apetecía abrigarse al caer la tarde. Por eso, mi abuela Josefina le regaló a mi Madre un chal negro, con un dibujo de flores en tono dorado viejo. Tras muchos años, ese chal con el que coincido en décadas de vida, ha terminado entre mis pañuelos, aunque no necesito tenerlo para ...

guirnalda fiestas cumpleaños ...

Las guirnaldas se han convertido en una parte imprescindible de la decoración de una fiesta. En este post veréis que fácil es hacerla y no hace falta mucho material. Material: Papel de seda (2hojas de cada color) Tijeras Cuerda Abrimos una hoja y la doblamos por la mitad desde el lado más largo. Nos quedará el mismo largo pero el ancho más corto. Después doblamos por la mitad, la parte larga e ...

ALBUM COMUNIONES MANUALIDADES ...

Qué de tiempooooo!!!! Sí, la verdad es que he estado bastante liadilla para qué nos vamos a engañar. Cursos, comuniones, trabajo, casa, la primavera....en fin, lo normal...que quieres sacarle más horas al día y no hay manera! Y cuando te sobra algo de tiempo, el sofá te llama a voces por culpa de la maldita astenia primaveral, y encima te sientes hasta culpable! En fin. Uno de los proyectos que he ...

general decoración manualidades

Las guirnaldas se han convertido en una parte imprescindible de la decoración de una fiesta. En este post veréis que fácil es hacerla y no hace falta mucho material. Material: Papel de seda (2hojas de cada color) Tijeras Cuerda Abrimos una hoja y la doblamos por la mitad desde el lado más largo. Nos quedará el mismo largo pero el ancho más corto. Después doblamos por la mitad, la parte larga es l ...

costura fundas abanicos tarjeteros

Hace unos días me hicieron un encargo para regalar. Tenía total libertad para elegir los elementos (que gozada), y empecé con estos dos. Una funda de abanico, que pude hacer gracias al tutorial de Carmen de Mi Baúl de las Labores, y un tarjetero. Me encanta esta tela, tiene un toque clásico que me parece muy apropiado tanto para el tarjetero como para llevar el abanico. Para el interior, elegí un ...

más manualidades cumpleaños libretas ...

Ha sido un pequeñísimo detalle para Mª Carmen, pero no podía dejar de hacerle alguna cosita para su cumple... no siempre una cumple 50 años tan bien cumplidos! Una mini libreta de notas con una tarjeta a juego y metida en un sobre casero de papel kraf... Los paples son de una colección de My Mind"s Eye, combinado con naranja... una mezcla no muy de mi estilo pero que me ha gustado mucho t ...

Este proyecto se sale, en cuanto a color, de los tonos que suelo utilizar, pero me apetecía arriesgar y dar un toque de color a estas sillas, que una vez más, estaban clamando por tener un hogar. Voy a renovar una casa en mi pueblo y seguro que les encuentro algún rinconcito donde lucirlas. Este era su color en origen. Lo primero fue hacerles los asientos ya que no los tenía. Con unos trozos d ...

general adoraideas artesano ...

Hola a tod@s. Las sevillanas sabemos mucho de flecos ya que nuestro traje regional suele ir acompañado de un complemento llamado mantoncillo. Al igual que dicho traje este complemento evoluciona constantemente. Hace ya algunas temporadas empezamos a lucir unas cenefas de ganchillo rematadas con los clásicos flecos. A pocos días de nuestra querida Feria de Abril nos llego un encargo de ultimísima h ...