El Taller de Naidú Idea guardada 67 veces
La valoración media de 29 personas es: Muy buena

Saco de tela para las lanas

Con esto del proyecto colcha he hecho acopio de lanas e hilos que ya no me cabían en el cesto que tenía para guardarlos. Por otra parte, tenía esta tela maravillosa de hadas que me daba pena cortar. Así que pensé que lo mejor era hacer una bolsa tipo saco y más bien grande para poder guardar todo con comodidad.

Además he acompañado el saco grande con una bolsa más pequeña que me permite llevar unos cuantos ovillos y la labor que esté haciendo en ese momento, y un estuche con cremallera para tijeras, cinta métrica, ojos de amigurumis, etc.


La tela es de Inkalily fabrics, una marca valenciana que tiene estampados maravillosos. Y ya sabéis que colecciono hadas, así que esta tela era ideal para mi.


La he combinado con otras telas que tenía en tonos rosas. No me gusta el exceso de rosa, pero creo que en este caso quedaban bien y tenía la cantidad que necesitaba.


El tutorial original lo encontráis en In Color Order, aunque yo lo he adaptado a mi manera. Como no quería machacar mucho cortando la tela de hadas he suprimido una de las costuras laterales y lo he hecho con tiras largas de telas.

Vais a necesitar:

Para el saco grande:
-Tela hadas: 53x103 cm
-Piqué de canutillo rosa: 2 tiras de 7x103 cm
-Tela de lunares: 53x103 cm
-Tela de flores: Una tira de 13x103 cm
-Un rectángulo de 20x25 cm de tela de flores, para el bolsillo interior.
-Cinta, unos 2.5 metros.
-Máquina de coser, hilo a tono, tijeras, alfileres, etc.

Para el saco pequeño:
-Lo que os sobre de la tela de hadas, que cortaréis en dos rectángulos de 33x26 cm
-Otros dos rectángulos de 33x26 de la tela de lunares.
-Cinta, unos 160 cm.
El saco pequeño si lo he hecho siguiendo el tutorial original, pero solo con dos telas en lugar de cuatro, no tiene mayor complicación.

Para el estuche con cremallera:
-Una cremallera de 21 cm
-Cuatro rectángulos de tela de 21x12 cm
Es un estuche con cremallera normal que seguro que habéis hecho muchas veces.

Paso a explicaros como he cosido el saco grande, que es el que he variado respecto al tutorial original.

Para el exterior, unimos la tela de hadas con las dos franjas de piqué de canutillo, una arriba y otra abajo. Para el interior, unimos la tela de flores a la de lunares.


En el centro de la franja superior de piqué, hacemos un ojal de unos 2 cm, que nos permitirá pasar la cinta al final. Este ojal tenemos que hacerlo ya que en ese lado no vamos a poner costura lateral.


Unimos la piezas interior y exterior cosiendo la tela de flores a la franja donde hemos hecho el ojal.


Nos quedará una pieza larga de tiras de tela, en el siguiente orden: lunares, flores, piqué con ojal, hadas, piqué sin ojal.


En el último momento decidí poner un bolsillo interior sobre la tela de lunares. En el centro de la misma, no es más que un rectángulo con dobladillos. Os servirá para guardar papeles con patrones o cualquier otra cosa que no queráis que quede suelta por el saco. La abertura del bolsillo irá mirando hacia la tela de flores.


Ahora tenemos que doblar la pieza grande de tela que tenemos sobre si misma para poder coser todo alrededor. No se ve muy bien en la foto, pero tenéis que doblar a lo largo de la tela, en vertical, enfrentando derecho con derecho.


Dejaremos sin coser una abertura en la parte interior (en cualquier parte de la tela de lunares) que nos servirá para dar la vuelta a todo y que luego cerraremos con puntada escondida. Además dejaremos sin coser aproximadamente 2 cm en el piqué rosa, a la altura del ojal que hicimos al principio, que nos permitirá sacar la cinta por ese lado.


Para dar profundidad a la bolsa, doblamos las esquinas y cosemos el pico que se forma a unos 4 cm. Tenemos que hacer lo mismo en las cuatro esquinas.


Cosemos rematando la costura al principio y al final y cortamos el sobrante.


Damos la vuelta por la abertura que dejamos, y cerramos esta abertura con puntada escondida. Ahora nos queda nuestra bolsa por el derecho. Planchad si no necesitáis.


Ya tenemos la bolsa casi terminada. Hay que meter la parte interior de la misma dentro del exterior, para darle su forma definitiva. Para ello doblaremos por la costura que forman la tela de flores y el piqué rosa.

Para finalizar hacemos tres costuras sobre la franja de piqué rosa: Una lo más cerca posible del borde, para asentar el doblez. Otra justo encima del ojal que hicimos al principio y otra justo debajo, que nos servirán de pasacintas.


La bolsa queda así de bonita a falta de pasar las cintas.


Cortamos a la mitad la cinta larga que tenemos y pasamos cada una de las dos mitades hacia un lado, ayudándonos con un imperdible. Utilizamos para ello el ojal y el hueco en la costura que dejamos al otro lado.


Para que no se escapen las cintas rematamos con un nudo, y podemos poner un abalorio decorativo. Podéis quemar un poco el extremo de la cinta para que no se deshaga.


Nuestro saco terminado es de gran capacidad para meter muchos ovillos y todos los accesorios necesarios para el punto o el ganchillo.


Y he conseguido mi objetivo que era cortar lo menos posible la tela de hadas.

Espero que os haya gustado. ¿Vosotros cómo guardáis los ovillos? Podéis contármelo aquí en el blog o en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest.


Fuente: este post proviene de El Taller de Naidú, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Cactus amigurumi

No tengo el dedo verde. Todas las plantas que pasan por mis manos, acaban pereciendo. Si alguna sobrevive en casa es porque mi madre pasa de vez en cuando y me las mima un poco. Además en el interior ...

Colcha Érase una vez: Aladdin

Siguiendo con la inspiración árabe y los cuentos de Las Mil y Una Noches, el siguiente bloque de la colcha lo he dedicado a la que posiblemente es la historia mas popular de todas las que narró Sherez ...

Recomendamos