Coco's Blog Idea guardada 19 veces
La valoración media de 27 personas es: Muy buena

Perfumes caseros, el arte de crear tu propia señal de identidad

Si quieres conocer el arte de hacer perfumes naturales caseros, sigue leyendo este consejo.

Es verdad que el Perfume es un elemento muy agradable de usar, una vez estamos duchados y aseados. 

Para muchos hombres y mujeres, usar perfume a diario es más que un placer, es un rasgo de identidad. 

Sin embargo, tristemente en la industria cosmética y de perfumes cada vez más productos están fabricados a partir de moléculas perjudiciales para el medio ambiente, e incluso directamente para la salud, como el nano-dióxido de titanio, una partícula microscópica que usan muchos productos de cosmética, por poner sólo un ejemplo.
Estas partículas se quedan impregnadas en nuestra piel y, al ducharnos, van a parar al desagüe y acaban luego en las aguas, pudiendo entrar en ríos, lagos o en el mar.



La perfumería existe desde siempre y, en un principio, se usaban sustancias naturales para dar aroma, como el espliego, la hierbabuena, los aceites esenciales, etc. 

En los últimos años, con el fin de abaratar costes, muchas industrias cosméticas incluyen ingredientes sintéticos en ellos.
Poco a poco, los perfumes son cada vez más uniformes y con menos personalidad. A pesar de ello, siguen existiendo marcas que emplean sustancias naturales en algunos de sus perfumes. 

Si no compramos un perfume que estemos seguros que es totalmente natural (el cual resulta en una fragancia más fresca y agradable), podemos cambiar nuestros hábitos y empezar a hacer nosotros mismos un perfume totalmente natural. Y no sólo eso, pues con estas ideas, sabrás qué regalar en el próximo cumpleaños de esa persona tan especial. Un regalo económico, original y personalizado con el que estaremos ayudando al medio ambiente. 


Como verás, hacer perfumes naturales caseros es económico. El alcohol es bastante barato y cada bote de aceite esencial puede costar de 2 a 6 euros, pero te durará para muchos perfumes, es decir meses o incluso años. Si tienes botes de cristal de perfumes vacíos, vierte en ellos el perfume artesanal para dar un aspecto de distinción a nuestra fragancia casera.

Cómo hacer un perfume natural casero con esencias.

Ingredientes y material.

-  Alcohol puro, sin ningún olor.

- Un poco de agua.

- Aceites esenciales para los aromas.

- Recipiente de cristal oscuro.


En cada perfume, tendrá que haber tres notas diferentes que conseguirás con los aceites esenciales que elijas:

La nota principal.

Es la más importante porque es la que va a dar la primera impresión a nuestro perfume. Será la carta de presentación de la fragancia, aunque su aroma es el menos durable. Es recomendable, un cítrico por sus características. Aceite Esencial de Limón, de Pomelo, de Naranja...

La nota central.

Básicamente, la seña de identidad del perfume. Lo que mejor van son las flores, con un tono más o menos picante, según nuestros gustos. Jazmín, Rosa, Lavanda...

La nota de fondo.

Ella será la que se quede más en la piel. Tiene que ser un aceite de nota ligero, como el Cedro o la Vainilla.

Las cantidades de cada ingrediente dependerán de la cantidad que se haga y de las preferencias, pero ha de tener en cuenta que la nota media y la de fondo deben ser el doble que la nota principal y que los perfumes tienen que llevar más cantidad de gotas de aceites esenciales que las aguas de colonia o baño caseras, indicadas en el último apartado de este mismo consejo.

Elaboración.


Diluir el alcohol con un poco de agua en el recipiente final que se vaya a usar para guardar el perfume.

Agregar la cantidad de cada aceite esencial que se haya elegido, se recomenda, empezar por poca cantidad y que si al terminar se cree que de alguno de los aceites convendría más, se añade y, así, se va perfeccionando la receta al gusto.

Ir moviendo el frasco con cuidado para que se vayan mezclando bien los ingredientes.

Lo ideal es dejar que macere durante 3 o 4 semanas y luego congelarlo y filtrarlo con un filtro de papel, pero si se deja que repose un día ya se puede empezar a usarlo. 
Si con sólo un día de reposo no  convence el resultado, entonces sin alterar la mezcla, dejae que macere el tiempo antes mencionado.

Guardarlo en un cristal oscuro o en lugares en los que no le dé la luz, pues ésta deteriora los aceites esenciales.

Cómo hacer un perfume natural y fresco paso a paso.


También se puede añadir un toque fresco al perfume, pero ¿cómo hacer un perfume en casa con aroma fresco? Pues con aceites esenciales de olor fresco.

Ingredientes y material.

- Alcohol de 96º o de farmacia.

- Un poco de agua.

- Aceites esenciales de aromas frescos.

- Frasco de cristal, preferiblemente oscuro.


La proporción aproximada será la siguiente: por cada 100 mililitros de alcohol, 20 o 30 mililitros de los aceites esenciales a partes iguales (la nota media y la nota de fondo, siempre el doble que la nota principal).

Ejemplos de los aceites esenciales para hacer un perfume fresco casero:

Nota principal.

Cítricos (prueba, por ejemplo, con mandarina si se quiere un toque frutal en el perfume), Bergamota, Eucalipto, Lavanda, Hierba de Limón, Menta Verde.

Nota central.

Manzanilla, Canela, Nuez Moscada, Árbol del Té, Romero, Tomillo, Geranio, Jazmín, Yang Ylang y árboles como Pino, Ciprés, Abeto...

Nota de fondo.

Cedro, Incienso, Jengibre, Helicriso, Mirra, Pachuli, Sándalo, Vainilla...

 

Elaboración.


Preparar la mezcla como en la receta anterior, con los ingredientes que escojas.

Poner la mezcla en un frasco tintado, bien cerrado y guardarlo en un lugar fresco y lo más oscuro posible.

Ahora llega la parte de la maceración. Para que todos los olores se impregnen, hay que dejarlo macerar 3 semanas, idealmente un mes.

Después de este tiempo, meter en el congelador la mezcla durante una noche para después filtrarla con un filtro de papel, así eliminaremos los residuos.

Cómo hacer agua de colonia o de baño.


Sin duda, el aroma más fuerte y resistente conseguirá con el perfume, pero si se está buscando hacer agua de colonia (por ejemplo para los niños) o de baño, el proceso es el mismo, solo que cambiando las proporciones. 

Ingredientes.

- 20 gotas de aceite esencial de naranja.

- 10 gotas de aceite esencial de limón.

- 10 gotas de aceite esencial de bergamota o un cítrico similar.

- 2 gotas de aceite esencial de petit grain o naranja amarga.

- 2 gotas de aceite esencial de romero.

- Alcohol puro o de farmacia 96º.

- Un poco de agua.


Preparación.


Poner todos los Aceites Esenciales, en un tarro tintado de cristal de 100 mililitros y mézclalos.

Dejar que repose 4 días.

Después añadir 80 mililitros de alcohol puro.

Moverlo y dejarlo que repose de 4 o 6 semanas.

Después, congelarlo una noche, filtrarlo con un filtro de papel para café y ponerlo en el frasco definitivo. Si es demasiado fuerte, se puede añadir un poco de agua.

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos