Blog de fanny Idea guardada 59 veces
La valoración media de 28 personas es: Excelente

Manualidades con plástico encogible

Conoce esta maravillosa técnica para hacer desde bisutería hasta botones



 

El plástico encogible es un material cuyas características principales son su textura, muy útil para todo tipo de manualidades y el hecho de que encoge al ser calentado, lo cual se puede hacer en el horno de casa. Se encuentra en láminas de distintos colores, por lo que es una gran opción para realizar desde colgantes hasta todo tipo de bisutería.

 

En función de la temperatura y del tiempo de exposición su tamaño será uno u otro. Lo mejor para empezar con este tipo de recurso es ir probando poco a poco hasta alcanzar el volumen deseado. Una vez que le pillemos el truco, seremos capaces de fabricar nuestros propios pendientes o broches con gran facilidad y rapidez.

 

Cómo se usa

Su procedimiento es muy simple y se requieren pocos pasos para acabar teniendo una alegre colección de complementos personalizados. Para comenzar, imprimiremos una imagen que nos haya gustado en el plástico, el cual posteriormente colocaremos sobre un plato en el horno. En ocasiones, es posible que la superficie se curve, por lo que lo aplastaremos suavemente con cualquier objeto que tengamos por casa con laterales lisos.

 

Previamente, lo recortaremos con unas tijeras y, en función de la utilidad que le vayamos a dar, lo confeccionaremos de una forma u otra. Por ejemplo, si vamos a crear un colgante le haremos un agujero en medio con una perforadora de hojas. Una alternativa bastante buena al horno, son las pistolas de calor, similares a secadores de mano.

 

Si escogemos esta opción, tendremos que tener en cuenta que con el aire se volará, por lo que debemos sujetarlo introduciendo un pincel en el orificio realizado. Una vez acabado, se coloca la arandela y el colgante. También se suele barnizar y fijar en la parte trasera un poco de fieltro para que tome volumen.

 

 

plástico encogible
 
plástico encogible


 

 

Cómo hacer un botón

A diferencia de la bisutería y los broches, para hacer un botón debemos lijar primero la superficie del plástico encogible, la cual será transparente para calcar más fácilmente las imágenes. De este modo, la tinta se aplicará uniformemente. Una vez hecho esto, ya podremos repasar a rotulador nuestras figuras.

 

Como anteriormente, ahora recortamos el contorno y le hacemos los agujeros a la altura que queramos, por donde, más tarde, serán cosidos a la ropa. Con la base de un vaso lo apretamos para que quede liso y lo barnizamos, así podrán ser introducidos en la lavadora sin correr ningún riesgo.

 

 

plástico encogible
 
plástico encogible


 

 

Trucos

Para un mejor resultado, los bordes se lijarán para redondearlos y dar un aspecto más atractivo. Se puede emplear papel de lija suave y uniformemente por todo el filo sin apretar demasiado, ya que el plástico encogible es muy delicado. Sin embargo, una vez calentado gana grosor por lo que nos resultará más sencillo.

 

Para el traspaso de imágenes desde un folio podemos usar un papel carboncillo entremedias para calcar el dibujo o bien recortándolo y exponiéndolo como patrón. Para su sujeción, lo mejor es introducir una varilla en el orificio perforado, apretando contra el plato con firmeza.

 

 

plástico encogible
 
plástico encogible


 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado