Manualidades

Tres Pompones Idea guardada 13 veces
La valoración media de 4 personas es: Excelente

Hazte un delantal

Imagen 0


Aunque me habéis oído quejarme incansablemente por no tener abuelos por aquí que me pasen las grandes herencias familiares, lo cierto es que más de una vez pillo algún tesoro.

La familia de mi padrastro (o padre-trasto, como a él le ha gustado siempre que lo llamemos :)) está plagada de escarabajos peloteros que guardan y guardan y guardan millones de cosas. El ejemplar más acumulador de todos, es de hecho mi propio padrastro, que tiene la casa llena de reliquias.

Mi madre, por otro lado, está harta de acumulaciones y de vez en cuando busca hacer limpieza, vaciar cajones y deshacerse de miles de cosas. Y ahí aparezco yo cual ángel de la guarda interesado para ayudarla a organizar y llevarme de paso algún regalo.
Imagen 0


Hace poco fuimos a comer a su casa y cuando quiso cerrar el cajón de los manteles, no pudo. Así que lo vaciamos con paciencia y fuimos organizando las diferentes mantelerías (del ajuar de la abuela, bordadas a mano) con sus servilletas a juego. En medio de todos los "oh" y los "ah" y los "qué maravilla", mi madre iba descartando con mano segura las piezas que no le cabían o que ya no quería, metiéndolas en una bolsa enorme de IKEA que después me puso en la mano. Y yo, que no sé decir que no, me traje todas esas bellezas a casa para mis fotos, para los días de fiesta y también, por qué no, para todas las comidas, para poner algo bonito en la mesa y disfrutarlo nosotros en familia.

Entre las muchas piezas que me regaló, había tres "mantelinas" (al menos así las llamó mi madre) que me contaron que eran para poner debajo de los manteles como protectoras de la mesa. Eran unas piezas de 80 centímetros por un metro, más o menos, de algodón rosa. La gracia que tiene ver las cosas con la perspectiva del tiempo es que pierden sus connotaciones. Lo que era un paño feo para poner debajo de las mantelerías "nobles", a mí me pareció una tela bonita y natural (de haber sido en crudo en lugar de rosa ya habría sido de otro planeta) con la que poder hacer mil cosas. Y lo primero que me gritó uno de los paños fue: delantal.

Con los delantales me pasa un poco lo mismo que os conté de los cuellos hace un par de años: me encantan, pero siempre creo que no son para mí. De hecho, tengo un montón de delantales (incluido uno de los All Black neozelandeses), pero a la hora de la verdad no me los pongo nunca. Sin embargo, el paño seguía gritando: "¡Delantal!" sin ningún pudor, así que al final le hice caso para que se callara.

Y desde el momento en que lo terminé y me lo probé... no me lo quito. Quizás la culpa sea de que es solo medio delantal, no es de cuerpo entero. O quizás sea que me hace ilusión que un trocito de tela con historia, que ya se usaba hace más de 50 años, haya encontrado una nueva vida alrededor de mi cintura. Sea como sea, este es mi delantal y le auguro una vida larga dedicada a todo tipo de pruebas, recetas y experimentos de bricolaje.
Imagen 0


No os hace falta tener un mantel de la abuela para haceros un delantal. Con cualquier tela que tengáis es suficiente. Pero si la tela tiene historia os lo vais a poner con más ganas.
Imagen 0


Necesitáis:

Medio metro de tela, un paño de cocina bonito o cualquier retal que tengáis en casa
Hilo
TijerasYo corté mi pieza a la mitad, así que mi delantal mide más o menos 80x50. Si sois más delgados que yo, podéis hacerlo menos ancho, de 70 o 60 centímetros. A mí me gusta que el delantal me cubra la cadera, creo que queda más bonito.

En mi caso, ya tenía dobladillo, pero si lo hacéis con tela, tendréis que hacerle un dobladillo en los dos lados cortos y uno de los lados largos.

Cortad también dos tiras de tela de unos 10 centímetros por 60-80 centímetros, según lo largas que queráis las tiras para atar vuestro delantal. Otra de las cosas que me obsesionan es atármelo por delante, es decir, darle la vuelta a la cintura y dejar el lazo sobre la barriga. No me preguntéis por qué. Así que mis tiras son de 80 centímetros, bastante largas.
 

Imagen 0


Coged las tiras y dobladlas a la mitad longitudinalmente. Planchad con energía. Abrid el doblez y doblad cada mitad sobre sí misma otra vez. Volved a planchar. Mis lados cortos también tenían dobladillo, pero si los vuestros no lo tienen, hacedlo doblando un trocito de tela hacia el revés de la tela dos veces. Planchad.
Imagen 0


Volved a plegar la tira por la mitad, dejando todos los bordes sin dobladillo dentro de la tela, sin que se vean. Y cosed alrededor de vuestra tira para cerrarla y terminarla.
Imagen 0


Coged el cuerpo de vuestro delantal. Doblad el lado largo que habéis dejado sin dobladillo más o menos con el mismo ancho que vuestras tiras. Planchad. Volved a doblar y planchad otra vez.
Imagen 0


Colocad una punta de cada tira en el primer doblez y sujetadlas con un alfiler. Fijadlas con una costura en forma de caja.
Imagen 0


Cuando ya lo tengáis, volved a doblar el cuerpo del delantal y cerradlo con una costura cerca del doblez que queda más abajo.
Imagen 0


Y ya lo tenéis. Yo no le he añadido bolsillos porque me estresan, pero son fáciles de colocar. También podéis estampar la tela con sellos y tinta textil, o pintarla directamente. Podéis colocar una tira del mismo ancho en la parte de abajo y crear una tira entera de bolsillos o espacios para vuestras herramientas. O simplemente podéis disfrutar de un delantal sencillo y cómodo que no tiene nada más que un montón de años y un tacto agradable.
No me voy a cansar de decirlo: vivan los tesoros familiares. 

Fuente: este post proviene de Tres Pompones, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

12 pequeños cambios: sin químicos

En febrero soy yo la anfitriona de los #12pequeñoscambios. Y estoy nerviosa, nerviosa. ¿Estaré a la altura? Porque este mes toca un tema para el que tengo sentimientos encontrados: los químicos en cas ...

Pussyhat project

Soy feminista. Así, con punto y sin peros. A veces tengo ganas de subirme a un banco de la plaza y gritarlo. A veces tengo ganas de dar un golpe sobre la mesa y aullarlo. A veces tengo ganas de hacer ...

Tratamiento para manos de maker

Siempre he tenido una relación de amor odio con mis manos. No tengo dedos de pianista, sino morcillas encajadas a presión sobre una palma cuadrada. Me muerdo las uñas, me doy golpes, me las despellejo ...

Recomendamos

Relacionado

costura

Delantal

Aquí os dejo la fotico de un delantal que me ha hecho mi tía que es una artista, en mi color favorito que es el rosa :)) y de tela cuadritos vichy y ganchillo. Creo que es más de adorno que para usar porque da penita que se manche :))

general costura delantal ...

Delantal

Hola a todos! Hoy traigo un tutorial que sin la ayuda de Chita Lou y su curso online no hubiera podido hacer este delantal ¡tan tan super guay! Ella en su vídeo pone el estampado en el bolsillo, yo lo hice al revés, eso va a en gusto. Vamos con los materiales: Telas de dos colores (a poder ser una estampada y otra lisa) Hilo Tijeras Alfileres Para empezar las medidas,mi delantal ha sido un regalo ...

más manualidades

DELANTAL

¡¡¡Hola !!!, ¿cómo estáis? Feliz domingo ante todo...que los fines de semana se agradecen mucho. jjejee Os enseño un delantal con aplicaciones que hice hace unas semanas, pero no lo podía enseñar porque era un regalo y la persona que me lo encargó todavía no lo había entregado. La imagen de estas gallinas, la tenía guardada hace tiempo porque me encantó cuanto la vi, y esperaba el momento ...

pintura delantales pintado a mano

UN DELANTAL MUY SURFERO

Hoy viernes debería escribir un Reinventando la Arquitectura, pero estoy esperando a hacer una entrada como se merece a una amiga que va a presentar al público su trabajo en breve y prefiero esperar a que ella me diga que puedo escribirlo para retomar esta sección. Sin embargo, aunque hoy no os enseñe el trabajo de ningún colega de profesión, en cierta forma lo que os voy a contar si que tiene una ...

general coser y tejer costura ...

Diy: un delantal fácil con el que aparentar ser un gran chef

Hoy vamos a ver cómo hacer un delantal fácil, muy sencillo y con gracia y  que vale para todas las tallas y estaturas. El mío tiene una forma un poquito sui generis porque lo he hecho para una personita embarazadísima que se había encaprichado, ¿podía negarme???, nooooooo, y claro, no es lo mismo, pero os indico las medidas estándard y cómo adaptarlas a casos particulares. Vais a alucinar con lo r ...

general labores

UN DELANTAL PARA MARÍA

Tengo una buena amiga que dirige un centro de ocio para niños, de estos en los que se celebran cumpleaños y otros eventos con un gran parque de juegos y atracciones hinchables. Ella es una excelente repostera y de vez en cuando organiza talleres, para adultos y niños, de creación y decoración de tartas de fondant, cupcakes, galletas, etc. Podéis ver sus trabajos en Temy Craft.Obviamente siempre an ...

Mar
general craft ideas diy ...

Cómo hacer un delantal con un paño de cocina en 5 minutos (o tal vez 10)

Hoy os traigo un DIY fácil, económico y rapidísimo de esos que me gustan a mí. Haremos un delantal con un paño de cocina de Ikea en 5 minutos, al máximo 10, si os cuesta enhebrar la aguja... Ya os había mostrado una vez 5 ideas DIY con textiles Ikea, pero esta manualidad con tela que os enseño hoy es tan sencilla que les gana a todas. Los paños de cocina de Ikea son muy económicos (algo así como ...

general costura

Delantal Infantil

Hola a tod@s tenía esta entrada pendiente y por fín puedo enseñarosla. Para Carnavales en la escuela infantil de mi hijo nos propusieron disfrazar a los niños y la tématica fué (los oficios).Se me ocurrió que lo mejor sería hacerle el disfraz de cocinero, en la próxima entrada os enseñará como hice el disfraz completo. En esta ocasión os muestro como hacer el delantal infantil por si quereí ...

ideas diy cocina diy y crafts

Improvisar un delantal personalizado * DIY

Llevo unos días desconectada del mundo 2.0, practicando slow life en casa de mis padres aprovechando las vacaciones de Pascua. Esa vida lenta tan necesaria para descansar, reponer fuerzas y volver con ganas renovadas. Pero no he querido dejar pasar tantos días sin compartir en el blog y hoy os traigo una forma fácil de improvisar un delantal con tan solo una cinta y cualquier paño de cocina o tro ...