comunidades

Haz una bolsa ¡con tus viejos jeans!

Hace unos días me di la tarea de limpiar mi guardarropa y hacer espacio para cosas nuevas y quitar aquellas que ya no estén en condiciones de usarse, o sea, prendas que por el uso estén ya viejas, desgastadas, rotas o que simplemente ya no me gustan. Al hacerlo me di cuenta de que tengo una gran cantidad de prendas en buen estado que ya no utilizo, ya sea por la talla o porque mis gustos, al igual que muchos, cambian constantemente con las llegadas de nuevas temporadas y nuevas colecciones. Fue por esto por lo que decidí seccionarlas en los clásicos grupos de donar, conservar y desechar; aun cuando las prendas que elegí para desechar son pocas, mi conciencia ecológica no me permitió tomar esta decisión a la ligera y pensó en darle una segunda oportunidad a algunas de las pocas prendas que estaban en ese montón.

Es por eso que en esta ocasión quiero compartir contigo una forma súper fácil y rápida para que puedas hacer una bolsa con unos jeans que ya no utilices.

¡Vamos a hacerla!

Los materiales que necesitarás son:

1.- Unos jeans viejos a los que quieras darles una segunda oportunidad.
2.- Tijeras para cortar telas gruesas. 
3.- Regla y lápiz de color.
4.-Máquina de coser, puede ser recta u overlock; yo usaré una máquina overlock para hacer más fácil y rápido este procedimiento. Si no tienes ninguna máquina de coser ¡no te preocupes! Puedes usar también aguja e hilo y hacerlo manualmente.
 
¡Comencemos!

1.- Toma tus jeans y ponlos sobre una superficie plana. Con ayuda de la regla marca el largo que deseas tener en tu bolsa, yo le estoy dando 15 pulgadas de profundidad y las marco de la pretina hasta la medida deseada.



2.- Utilizando las tijeras corta el pantalón sobre las marcas que hiciste de la medida de bolsa que elegiste.



3.- Los jeans tienen una costura en la parte interior de las piernas, debemos cortar eliminar esta costura con ayuda de las tijeras.



4.- Una vez realizados estos pasos, voltea los jeans exponiendo la parte interior de los mismo y dóblalo uniendo costados. Por la forma original de los jeans encontrarás que hay dos curvas las cuales generan el tiro del pantalón. Con ayuda de la regla y el lápiz marca una línea prolongando los costados de la tela. Esta línea nos marcará por donde coser o cortar, según sea el caso.



5.- Da una costura por la línea marcada con ayuda de la máquina de coser, después corta el exceso dando espacio entre la costura y el corte. Ten cuidado de no coser sobre el cierre del pantalón ya que esto podría romper tu máquina. Como yo utilice una máquina overlock el exceso se cortó al momento de coserla. Recuerda que si no tienes máquina de coser puedes hacer este paso a mano.



6.- Voltea tus jeans mostrando el frente del mismo, esto para corroborar que la medida sea correcta.



En mi caso la parte trasera quedó un poco más larga que la delantera así que con ayuda de las tijeras eliminé ese exceso.



7.- Una vez que tu pantalón tiene los ajustes necesarios, voltéala nuevamente y une con la máquina la parte inferior del mismo.



Otra vez, dale la vuelta y la base de la bolsa está lista, ahora hagamos las asas.

1.- En el sobrante del pantalón, que son las piernas, marca con la regla y el lápiz la medida de largo que quieras para tu bolsa. Marca también el ancho del asa, pero debes dar el doble de la medida que elegiste.



Como esta pieza del pantalón está unida puedes marcar solo una vez el asa y al cortarlo te dará las dos piezas que necesitas. Yo use el largo de la pieza por tres pulgadas de ancho así que al doblarlo queda de una pulgada y media. Te recomiendo que las hagas de un ancho relativamente grande así se podrá voltear más fácil.

2.- Dobla una de las piezas que acabas de cortar por la mitad del ancho y cose usando la máquina o a mano. Después voltéala.

3.- Opcionalmente y para darle un mejor terminado, plancha las asas antes de unirlas a la bolsa.

4.- Ahora une las asas a la bolsa cosiéndolas sobre la pretina por la parte interior de la misma. Yo hice este paso a mano.

¡Ahora esta lista!



Puedes usar esta bolsa para lo que quieras, puedes llevarla a la escuela, al supermercado o a donde se te ocurra. Yo la llevare conmigo cada que haga compras en el súper o en tiendas de telas para evitar consumir bolsas de plástico. 

También puedes decorar la bolsa con parches, pinturas o los materiales que más te gusten.

Espero que este DIY sea de tu agrado y lo lleves a cabo para ayudar a no contaminar o desperdiciar prendas que aún pueden ser útiles.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos