comunidades

Ideas DIY para un hogar único: un perchero de pared con perchas

Cuando entras en la casa de un amante del 'DIY', encuentras personalidad, inspiración... Y es que gracias al mundo de las manualidades podemos dar con ideas llenas de creatividad, capaces de dar segundas oportunidades a objetos viejos o reutilizados, transformar y renovar el aspecto de accesorios, detalles decorativos... y, por qué no, dar nuevas y sorprendentes utilidades a los objetos más cotidianos que podemos encontrar en casa. ¡Y todo ello con el objetivo de convertir nuestros hogares en lugares únicos! 

Si unimos estas posibilidades del 'DIY' con la energía que parece acompañar a los meses de buen tiempo que ahora comenzamos, el resultado es una explosión de ideas y proyectos que nos inviten a dar un nuevo cambio a nuestra vivienda, ese toque que nos haga sentirnos orgullosos y satisfechos. Y eso es precisamente lo que podemos conseguir gracias a la idea que hoy os proponemos.

Se trata de elaborar un perchero para el dormitorio, el despacho, el recibidor... pero lo mejor de todo no radica en su utilidad, sino en su diseño, y, en concreto, en los materiales que se han empleado para dar con él: ¡perchas de la ropa!

Fuente: Youjustdo.es


¿Os animáis a llevar a cabo este sencillo, práctico y original proyecto? Para ver el paso a paso solo tenéis que entrar en YouJustDo.es. 

Decorad la base a vuestro gusto
Por su parte, para conseguir un acabado mucho más personalizado, os animamos a decorar la base de madera, recurriendo a técnicas decorativas como, por ejemplo: 

- El decoupage. Consiste en decorar con servilletas de papel. Para ello, separaremos las diferentes capas de la servilleta escogida, hasta quedarnos con la capa impresa. Después, aplicaremos cola blanca o cola de decoupage en la superficie, pondremos con mucho cuidado la servilleta, y aplicaremos de nuevo encima la cola. ¡El resultado es fantástico! 



- El estarcido. Se trata de decorar con plantillas, por lo que es muy sencillo. Solo tendremos que pintar la superficie con el color de base, esperar a que seque, y después colocar con cuidado la plantilla (podemos asegurarla con un poco de cinta adhesiva), para pintar con otro color y una esponja o pincel de cerdas cortas el dibujo escogido. 



- El craquelado. Se basa en reproducir las grietas que el paso del tiempo provoca en la pintura, para conseguir un efecto envejecido. Para ello, aplicaremos el color base, después un producto claquelador y, cuando esté casi seco, el esmalte con el color final, aplicado de una sola vez. Después, aplicaremos calor con un secador, activando el efecto del craquelador y provocando la aparición de las grietas. 



Y recordad que podéis descubrir este y otros muchos más proyectos DIY para personalizar la decoración de vuestro hogar en www.youjustdo.es.

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos