comunidades

Cómo tejer un chal de punto sencillo

Chal de punto


Esta haciendo unos días esplendidos, pero no os confiéis, que al final de la semana bajan las temperaturas. Además las noches de primavera pueden ser fresquitas y un chal para abrigaros los hombros os vendrá de perlas. No hace falta ser ninguna experta para tejer este chal, basta con saber tejer punto del derecho, también llamado punto bobo o punto santa clara y se termina en un pispas.

Como el chal es muy sencillo, he elegido una lana con diferentes tonos, para que fuera más vistoso. He utilizado dos madejas de 80 gramos y he tejido con agujas del nº 4.

El chal se comienza montando cinco puntos, se teje la primera vuelta del derecho y a partir de la segunda vuelta se comienzan a añadir dos puntos en cada vuelta, uno al inicio y otro al final.

Comienzo de un chal de lana de punto bobo


Cuando comenzamos una vuelta tejemos dos puntos del derecho, a continuación pasamos la hebra por encima de la aguja y seguimos tejiendo el resto de los puntos del derecho.

Se añade un punto en cada vuelta


Cuando sólo nos quedan dos puntos en la aguja izquierda, pasamos la hebra por encima de la aguja derecha y tejemos los dos puntos que nos quedan.

Chal_de_punto_4


En la siguiente vuelta tejemos todos los puntos del derecho, al tejer sobre la hebra que hemos echado en la anterior vuelta nos quedará un pequeño agujerito, que se va repitiendo en los dos extremos a lo largo de toda la labor. Cada vuelta tendrá dos puntos más que la anterior. Todo el chal se teje de la misma manera hasta que se nos acabe la lana (tiene que quedar un poco de lana para cerrar la labor).

Con las dos madejas que yo he usado sale un chal de 150 cm. de ancho. Si queremos que sea más grande, sólo tenemos que añadir más lana hasta que tenga el tamaño que queramos.

Con ayuda de una aguja de lana, rematamos las hebras del principio y el final de la labor

Rematamos las hebras del chal


Una vez terminado es conveniente “bloquearlo”. Lo estiramos sobre la tabla de la plancha (hay que hacerlo por partes porque no cabe entero) y lo sujetamos con alfileres. A continuación pasamos la plancha con vapor sin posarla directamente sobre la lana, sólo dejando que llegue el vapor.

Bloqueamos el chal con vapor


Hay que estirar el chal al sujetarlo con los alfileres, pero sin deformarlo. Se trata de que el punto quede más suelto. En esta foto se aprecia la diferencia del tejido antes y después de bloquearlo.

Chal_de_punto_7


Una vez terminado sólo tienes que decidir como te lo vas a poner:

Chal_de_punto_9
Chal de punto
Chal_de_punto_8


Todas las semanas publico nuevas ideas y tutoriales para hacer manualidades. Si no quieres perderte nada puedes suscribirte al blog o seguirme en Facebook, en Google+ o en Twitter.

¡Hasta la próxima!

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hacer manualidades con palitos de helado es una actividad perfecta para disfrutar a cualquier edad. Hace falta cierta paciencia para reunir los palitos de paleta suficientes para hacer algunos trabajo ...

Manualidades para niños: técnicas y materiales para dibujar y pintar Las manualidades para niños son una actividad estupenda para realizar en vacaciones. Los niños esperan con ilusión las vacaciones ...

Recomendamos