Blog de fanny Idea guardada 127 veces
La valoración media de 338 personas es: Muy buena

10 manualidades con conchas de mar

Conchas, estrellas de mar, caracolas




Durante el verano solemos realizar una buena recolecta de conchas de mar, que después podemos reciclar para elaborar o personalizar una gran cantidad de objetos que darán un toque marino a nuestros hogares. Además de ser un gesto ecológico, puede ser una actividad muy divertida y creativa.

Estas conchas las puedes acompañar de otros toques costeros con trocitos de esponja, estrellas marinas, o arena de playa. La idea es, no solo pegar, sino analizar las texturas y los maravillosos brillos y colores de las conchas.



Lo primero que debes hacer es limpiar tus conchas, caracolas y piedras; incluso puedes pulirlas para conseguir un acabado más liso y equlibrado. Basta con agua, jabón y un cepillo duro para eliminar incrustaciones. Si los elementos están muy sucios, puedes dejarlos en remojo en una solución de agua caliente y blanqueador casero a partes iguales.

Después, puedes sacarles brillo. Existen paños especiales que te ayudarán, pero bastará con una capa de vaselina, aceite mineral o de bebés, y friccionar con un trapito seco. Para un extra de lustre, se puede incluso darles una capa de laca o de barniz.

Dependiendo del uso que vayas a darle, puedes utilizar este material de tres formas diferentes: entero, en teselas o trocitos pequeños o cortadas.

A continuación, te dejamos 10 ideas para que puedas llevar el mar al interior de tu hogar.
 

Llena tu hogar de magia

Si buscas la iluminación perfecta para cualquier estancia de tu hogar no lo dudes ni un minuto y hazte con una lampara marina. Solo vas a necesitar una base de cristal, una pantalla y una bombilla.



Estos espejos son ideales para decorar cualquier parte de la casa. Para conseguir uno solo tienes que hacerte con un poco de silicona y algunos ejemplares marítimos. ¡El resultado es increíblemente bello!




En este tutorial, Nubynails & Arte y Creación te enseña cómo ha montado su espejo.



 


Acerca tu baño al mar

Si hay un lugar perfecto donde usar este material es el baño. En él, las aplicaciones son infinitas. La más común es, sin duda, la tradicional pero preciosa jabonera. Necesitas una concha grande y otra más pequeña que sirva de 'pie'.



Aunque también puedes hacer estos frascos, perfectos para colocar todos los artículos de aseo personal como bastoncillos para los oídos, pañuelos; sirve hasta hasta para ordenar tus brochas de maquillaje o cepillos de dientes.



Centro de mesa

Con los ejemplares más planos y unas velas puedes hacer estos increíbles portavelas ideales para vestir cualquier mesa. Su aspecto delicado y sofisticado son perfectos para citas románticas a la luz de las estrellas.



Las conchas grandes son perfectas para hacer un centro de mesa de inspiración marítima. En el siguiente vídeo, En casa contigo nos enseñan a hacer estos espectaculares centros de mesa con vieiras, velas, arena de colores y una tapa.


También puedes optar por customizar botellas para decorar cualquier fiesta temática. Hay miles de modelos para las diferentes celebraciones, desde un estilo más rústico hasta los más alegres y coloridos, pasando por los diseños más distinguidos.


 

Plantas con estilo

Los jarrones son una buena opción para acercar el mar a tu día a día. Usa las conchas, enteras o por trozos, para hacer este relleno decorativo para tus plantas. Puedes mezclarlas con un poco de arena de playa para darle un toque más original.



Tus plantas de exterior quedarán preciosas dentro de estas macetas. Para ellas necesitas conchas del mismo estilo y tamaño. Solo tienes que pegarlas con silicona caliente al recipiente y ¡listo!


Joyas de mar

Como ya sabemos, el nácar es un material muy utilizado en la bisutería. Vayas a la playa que vayas hay varios puestos donde te venden auténticas joyas elaboradas a base de pequeñas conchas y caracolas. Para hacer tus propios diseños en casa, puedes optar por agujerear las cochas o fabricar una 'pequeña jaula' con alambres para depositarlas dentro.

Usa taladro pequeño de altas revoluciones y unas brocas especiales para cerámica para perforar las conchas. Si, además, usas una tela plegada para apoyar la pieza y empiezas por el lado cóncavo, te será mucho más sencillo. Hay que procurar hacer poca presión. Otro consejo útil es mojar la broca con un pincel para que no rompa la superficie.

Con un poco de pintura y un cordón dorado puedes hacer estos elegantes collares. El color dorado le proporciona un toque sofisticado al diseño.


 
Pero si eres una persona más sencilla, minimalista y creativa puedes diseñar tus propios anillos. Solo vas a necesitar unos alambres del tamaño de tus dedos, unas cuantas conchitas y mucha creatividad.



¿Te han gustado estas ideas? Visita nuestra página de Facebook y enséñanos tus creaciones.
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos