comunidades

? RECUERDO DE BAUTIZO

¡Buenos días! ¿Qué tal ha ido la semana? La mía no ha sido la mejor de mi vida, pero bueno, poco a poco todo se pasa.
Hoy os traigo lo que hizo que la semana pasada se me "olvidara" preparar la entrada, aunque al final sí que publiqué, y os conté 50 cosas sobre mí.
Bueno, pues os cuento, que el sábado fue el bautizo de mi sobrino, y la semana antes, una tarde, se me iluminó la bombilla: ¿y si hago algo graciosete para darle una sorpresa a la mami? Hablé con mi hermana pequeña y a mi amiga Rosa (que por cierto, es la autora de las fotos), y dicho y hecho.





Unas mini bolsas de chuches para la familia, fácil y sencillo.
Si os digo que casi no llego al bautizo... madre mía qué odisea, ya os conté una vez que voy empanada por la vida, pero esto ya.... Como Manolo tenía que trabajar, pensamos en irme yo en tren y luego él en el coche cuando acabara. Tenía que coger el tren, pensando que salía a las 9:20, estaba en la estación a las 9:00. Resulta que a las 9:20 no había tren, era a las 09:50. Bueno, llegaba a las 10:30, me daba tiempo de sobra hasta las 11 que era el bautizo. Cuál es mi sorpresa cuando nos dicen que el tren viene completo y con 15 minutos de retraso, pero que iban a poner uno después, aunque no llegaba a Murcia hasta las 11:15. ¡HORROR! Total, que tuvieron que venir a por mí (la estación está en otro pueblo),volver a mi casa para dejar a quien me había recogido, e irme pitando a Murcia en coche. Llegué a las 11 en punto. BUFFFF.
Bueno, después de esto os cuento cómo preparamos las bolsas.
Preparé las etiquetas con Picmonkey, las imprimí en papel de foto, porque mi impresora es "tan guay" que no me deja imprimir en cartulina, unos lazos para atarlas y unas cuantas chuches.













Todo en el más absoluto secreto, claro, para que mi hermana no se enterara, que no veas tú para esconder la cesta en la comida, que la teníamos en los pies, y los niños no dejaban de meterse debajo de la mesa. Menos mal que estaban a lo suyo y no se dieron cuenta.





Un detalle sencillo y barato, ¿lo mejor de todo?
? El rato tan genial que pasé haciendo las bolsas con mi hermana y mi amiga Rosa, recortando, haciendo lazos, e intentando no comernos las chuches antes de hacer las bolsas.
? La cara de mi hermana cuando le sacamos la cesta, eso sí que no tiene precio
? La cara del resto de peques viendo las suyas, porque en vez de darles éstas, les compramos unas más grandes y con más cosas.

¿Os han gustado?
La semana que viene os traeré otra tanda de iniciativas molonas, que como se acerca la Navidad, vendrá cargadita.
Un beso y SED FELICES