El blog de Jenny Elizabet Idea guardada 16 veces
La valoración media de 20 personas es: Excelente

Botella con uvas en porcelana fría

Podemos transformar una botella reciclando y dándole otro uso para decorar nuestro hogar, de una manera muy sencilla y con materiales económicos.

Uniendo varias técnicas, aprendiendo a utilizar la porcelana fría y el craquelador, utilizando técnicas mixtas, contribuyendo con el medio ambiente reciclando.



Trabajar esta técnica es muy fácil y puede ser el complemento ideal para para la decoración de un comedor o una cocina.      

MATERIALES:

-Botella reciclada.
-Pegante o cola del carpintero.
-Acrílico Negro y Afgano.
-Metalizado cobre y Dorado.
-Craquelador.
-Gesso.
-Patina Morada y verde.
-Pincel de cerda suave y dura. 


Lo primero que vamos a hacer es limpiar la botella con alcohol, luego con una espuma vamos  aplicar el Gesso por toda la botella de una manera uniforme, dejando secar. 



Después vamos a teñir la masa de porcelana fría con oleo o anilina de color negro y la vamos a amasar muy bien para que quede uniforme el color.   



Luego vamos  aplicarle a la botella acrílico mostaza o afgano con un pincel de cerda suave que nos quede pareja la pintura, cuando este seca vamos a aplicar el craquelador por todo la botella y dejamos secar por 40 minutos aproximadamente.    



A continuación aplicamos acrílico negro sobre el craquelador que ya debe estar seco, con el pincel bien cargado para que quede grueso y pueda abrir mejor.



Nos debe quedar así cuando ya seque totalmente el negro. 


Ahora con la porcelana fría vamos a hacer varias bolas del mismo tamaño, para formar el ramillete de uvas.   

Luego con un cortador de hojas, vamos a extender la porcelana fría dejándola delgada, cortando varias hojas.   

Luego colocamos las hojas sobre un tallador y le hacemos presión para que nos queden marcadas las nervaduras. 

Lo siguiente es armar encima de la botella nuestro diseño, primero pegamos las uvas con cola blanca formando un ramillete. 

Ahora vamos a hacer un bejuco que atraviese toda la botella de abajo hacia arriba, para que parezca que el ramillete de uvas nace de este, colocando las hojas sobre el bejuco  para dar follaje. 


Dejamos secar la porcelana fría de tres a cuatro días para empezar a pintar, cuando este seca vamos a empezar a darle pincelada seca con acrílico oro por todo lo que trabajamos con porcelana fría.  

Luego aplicamos acrílico cobre por partes también en pincelada seca.  

A continuación aplicamos patina vino tinto sobre las uvas y con un paño vamos limpiando por partes. 

También vamos a aplicarle a las hojas patina verde y limpiamos con un paño.

Espero le haya gustado este hermosos trabajo, en el cual nos damos cuenta como se puede transformar una botella en una obra de arte. 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos