Manteles individuales para la terraza

Imagen 0
 

Hay mil maneras de vestir nuestra mesa, de mil estilos diferentes, pero disponer de un mantel bonito siempre nos permite darle nuestro toque personal, y más todavía si es un mantel hecho a mano ¿me equivoco?

Sinceramente, debo confesar que me catalogo como fanática de los caminos de mesa, también conocidos como manteles completos, los percibo como herramientas que promueven la limpieza, el orden, la practicidad, la uniformidad y son sumamente cómodos. Además, los manteles completos protegen y conservan el buen estado de la mesa.

Sin embargo, ahondando y explorando en la red de redes me topé por causalidad con esta linda creación, y deseé compartirlas con Uds. inmediatamente. Espero les guste tanto como a mí.

Como veis en la foto, se trata de unos bonitos mantelitos individuales con una característica propia: disponen de un cómodo bolsillo en el que podemos ubicar fácilmente los platos, cubiertos y servilletas que necesitará cada comensal. ¿A que son ideales para un picnic o para comer en la terraza o jardín? ¿Os animáis a hacerlos? 

Materiales para un mantelito:

- Tela de dos colores o estampados.

- Alfileres

- Aguja e hilo (o máquina de coser)

- Tijeras

- Guata para hacerlos acolchados

Imagen 1


Paso a paso:

1. Cortamos las piezas que compondrán nuestro mantel: tres trozos grandes de la medida que queramos para nuestro individual y uno de guata para acolchar el mantel. Podemos jugar con los estampados y hacer uno para el reverso, otro para el anverso y otro diferente para el bolsillo, esto ya según vuestro gusto.

2. Se procede a plegar a la mitad el trozo escogido para realizar el bolsillo y demarcarlo muy bien. Seguidamente, se sujeta con alfileres -del lado de los extremos- la tela plegada previamente para prevenir que se desdoble.

3. Hacemos una especie de sandwich con este orden: un trozo de tela abajo, un trozo de guata y otro trozo de tela encima. Marcamos con alfileres y cosemos bien todo el contorno. Podemos hacerlo a mano o a máquina.

4.Continuamos el proceso unificando por medio de la costura las piezas, es decir, cosemos el área inferior del bolsillo creado del mantel, de forma tal que la costura no se vea quedando al misma hacia la parte interior de debajo del mantel. De igual forma, se puede jugar con las costuras hacerla más atractiva a la vista haciendo que se visualicen los colores que queramos.
Esta manualidad permite multitud de posibilidades, ¿qué os parece? ¿De qué colores haríais vuestro mantelito?

Tenéis más fotos y el paso a paso (en inglés) en este blog: Fabricmutt.blogspot.com.es
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado: