Decoralinks Idea guardada 5 veces
La valoración media de 15 personas es: Muy buena

Cómo hacer un macetero nórdico con tubitos de latón

Parece que la primavera nos despierta las ganas de re-decorarlo todo: refrescar la casa, añadir pinceladas de color, cambiar los objetos más pesados por otros más livianos. Y dentro de todos estos cambios, uno de los más habituales es llenar la casa de plantas. Claro que, en casas pequeñas, esto supone todo un reto ya que sumar plantas implica restar espacio. Si es tu caso, te propongo mirar el espacio en vertical, o lo que es lo mismo, aprovechar paredes y techo.

Colgar plantas del techo o de la pared es además de una tendencia, una solución muy decorativa no solo por el tipo de planta que elijas sino también por el macetero que utilices. Así por ejemplo, si usas un macetero de macramé, el estilo que darás a la estancia será un poco boho. En cambio si usas un macetero himmeli, el estilo será más refinado y nórdico.


Que ¿qué es el himmeli? Pues es un must en la decoración nórdica. Son unas estructuras livianas geométricas construídas con tubos muy finos de diferentes materiales - caña, pajitas, madera, latón, etc.. Inicialmente se creaban para colgarlas como guirnaldas o decoraciones del árbol de Navidad. La pasión por lo nórdico las ha popularizado y ha extendido sus usos, hasta el punto que ahora sirven como maceteros o incluso como mesas. Y encima los puedes hacer tu mismo porque es sencillísimo.

En Nalle's House he encontrado el colgante perfecto para tu casa. Y encima solo necesitas unos tubitos de latón, alambre del mismo material, un cortador para los tubitos y por supuesto una maceta. Ah, y unos guantes, porque el latón puede lastimarte al cortarlo - es más, tendrás que limar los cortes para que queden suaves.

Aquí van las instrucciones ya traducidas (pero puedes entrar en Nalle's House para leerlas en inglés):

1. Lo primero es cortar el tubo de latón a la medida del macetero.
    - Por una lado necesitarás 3 piezas para crear la base.  Una vez cortados, formarán un triángulo que debe ser ligeramente menor que la base de la maceta elegida.
    - Después cortarás 6 piezas del mismo tamaño que las anteriores pero añadiéndoles un centímetro a cada una. Estas formarán 3 triángulos medianos que rodearán la maceta para que no se caiga.
    - Y finalmente 3 piezas largas que unirás a los triángulos medianos creando una especie de cúpula en forma de vértice.
2. Corta el alambre del mismo tamaño que las 3 piezas de la base y las 6 de los triángulos medianos más un extra para nudos.
3. Pasa el alambre a través de los tubos y ve uniéndolos según las fotos que verás a continuación, que básicamente es formando triángulos: primero el de la base y luego los tres que sujetan la maceta. Una vez construídos los 4 triángulos, ata los alambres y escóndelos en los tubitos.
4. Corta otro alambre del tamaño de uno de los tubos del vértice más un par de centímetros y une uno de estos tubitos al vértice de uno de los triángulos medianos dejando de momento el alambre suelto en la parte superior. Repite lo mismo con los otros dos tubos, y une los 3 tubos con los alambres que dejaste sueltos, formando un nudo a través del cual puedas pasar la cuerda de la que colgará el macetero.

Y ya lo tienes! Solo has de decidir la altura a la que quieres colgarlo y colocar la maceta dentro para que luzca bonita allá donde la hayas puesto.

Y lo mejor de todo es que esta técnica no solo sirve para hacer colgantes para plantas. También puedes construir una mesita auxiliar (con tubos más gruesos claro) como la que te mostré en 10 ideas DIY para que decores tu casa como una pro.

¿Te animas a hacer uno? Si te ha gustado y buscas más inspiración síguenos en Facebook.
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos