Sueño de una noche de Craft Idea guardada 31 veces
La valoración media de 58 personas es: Muy buena

Cómo carvar tus propios sellos sin morir en el intento

Este es un post invitado de Marina Rascón, de Aniramnoc.
El carvado de sellos puede parecer, a primera vista, una tontería. Algo que te entretiene pero que no tiene muchas funciones, a parte de la de pasar el rato y la de estampar dibujitos en un papel hasta que te canses. Pero nada más lejos de la realidad. La creación de sellos te da la oportunidad de crear patrones, te ahorra tiempo en tus diseños e incluso puede sacarte de más de un apuro.
Para crear tu sello puedes usar una cantidad infinita de materiales. Todos conocemos el truco de la patata que puedes cortar y tallar, por ejemplo. Usa tu imaginación y prueba materiales, todos los que se te ocurran: porexpán, corcho, gomas de borrar, cuerda, papel arrugado… Hay, por supuesto, materiales específicos que venden para el carvado de sellos como son las planchas de goma para carvado: si no quieres calentarte mucho la cabeza e ir a lo seguro, puedes usarlos y ahorrarte tiempo investigando, pero lo más divertido es siempre mezclar. Puedes realizar creaciones de técnica mixta, utilizando estas planchas de carvado pero aportando también un toque personal a tu obra. Al fin y al cabo, ¡de esto va el mundo craft!
carvado-de-sellos

Una vez elegido el material, es la hora de realizar el dibujo. Si te has decantado por una plancha para carvado, goma de borrar, una patata o cualquier material que pueda tallarse, deberás usar gubias, cutters, bisturís…
carvado-sellos

El proceso de creación es el siguiente:
1.      Decides el tamaño que tendrá tu sello y recortas la plancha para empezar el dibujo.
2.      Dibujas la imagen que quieres convertir en sello (a mano alzada o con ayuda de una hoja de calco)
3.      Comienzas a eliminar el “espacio negativo”. Esto quiere decir que la superficie interior del dibujo no se ha de tocar y hay que quitar todo el fondo de la imagen. Se empieza eliminando el perfil de la imagen con la gubia de “pico de gorrión” (la que tiene forma de “V”) para una mayor precisión:
carvado-sellos

Si el material es goma eva, cartón, corcho, o similar, puedes utilizar cutters, tijeras, troqueladoras… En este caso el proceso es mucho más fácil y rápido, solo has de recortar la figura que dibujes en la superficie:
carvado-sellos

Cuando digo tijeras no pienses en las típicas tijeras que están en el costurero de todas las casas. Existen ya tijeras con cuchillas que cortan de maneras más divertidas que pueden dar mucho juego.
carvado-sello

Lo mismo pasa con los troqueles; en un solo toque puedes tener una forma que, posiblemente, no ibas a conseguir con cutter, o no al menos en tan poco tiempo.
carvado-sellos

Una vez recortado o troquelado el dibujo que deseas, debes colocarlo sobre una superficie que te ayude a estamparla. De nuevo debes usar tu imaginación o, mejor aún, tu reciclo-creatividad, usando cualquier material que, de otra manera, fuera a terminar en la basura. Se me ocurre, por ejemplo ,que puedes usar cartón, la tapadera de un DVD, un rollo de papel de cocina, una tapadera de corcho…
carvado-sellos

¡Y Llegamos al momento del estampado! Dependiendo de la tinta que utilices, puedes estampar tu sello en una superficie o en otra:  papel, tela, goma eva, cartón… Lo importante es conocer las propiedades de cada material y saber dónde funcionará mejor.
carvado-sellos
Fotografía de Azahara Cortés

En la imagen puedes ver las tintas típicas para sellos, pero puedes usar cualquier cosa que se te ocurra. De nuevo usa tu imaginación: prueba con café, agua con colorante para comidas, acuarelas…
carvado-sellos

Al crear un sello puedes estampar una y otra vez la misma imagen. Te ahorras tiempo de dibujo, y muchos cabreos contigo mismo por no conseguir la perfección y acabar dibujando dos estrellas que parecen una una alcachofa y la otra un huevo con pelos. Otra de las opciones que nos ofrece el estampado es la creación de diferentes imágenes con un solo módulo, creando una pieza de mosaico que puedes combinar de distintas formas. Puedes inspirarte observando algunos diseños de baldosas en baños u otros lugares en los que juegan con esta idea:
carvado-sellos

Como te comentaba, unos simples sellos pueden sacarte de un apuro, y no exageraba. Te pongo un ejemplo: Tienes un cumpleaños. Has comprado (o creado) ya el regalo. En una hora debes salir de casa para no llegar tarde a la fiesta, pero has olvidado envolverlo y no tienes NADA. Pues VOILÁ: consigue un folio, unas gomas de borrar/corcho/goma eva/cartón, unas tijeras, tus estupendas gubias de carvado y cualquier cosa que pinte como unas acuarelas viejas y podrás conseguir algo como esto:
carvado-sellos

No solo te has ahorrado el llegar tarde por tener que ir a comprar sino que tu envoltorio será el más original de todos.
Este es solo uno de los ejemplos, dale rienda suelta a tu imaginación y te sorprenderás de lo que puede dar de sí una simple goma y un cutter.
¡Prueba el carvado de sellos y comparte con nosotros tus resultados!
La entrada Cómo carvar tus propios sellos sin morir en el intento aparece primero en Sueño de una noche de craft.

Fuente: este post proviene de Sueño de una noche de Craft, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos