Tela, Patrón, Tijeras Idea guardada 8 veces
La valoración media de 4 personas es: Muy buena

Una falda super-juvenil sin patrón, fácil, fácil para hacerla tú misma

Falda super-juvenil sin patrón, fácil, fácil aunque no hayas cosido nunca.







En una excursión al centro de Madrid, encontramos un retalito de una tela preciosa y Edris decidió que se convertiría en una faldita.

Fácil, fácil de hacer. No es necesario ni hacer patrón.

Me explico:

Necesitamos tomar 2 medidas de nuestro cuerpo:

Contorno de cintura
Largo de la falda

Ármate de metro flexible, papel y lápiz para apuntar. Y ponte de pie frente a un espejo.

Así es cómo tomas las medidas: 



Nosotras hemos hecha la falta con 1 metro de tela de ancho sencillo (70 cm), porque iba a ser muy cortita (35 cm), pero pueden ser 40 ó 45. Los que cada una quiera.

Doblamos la tela y ponemos la zona del doblez a nuestra derecha. Nos queda la tela con una forma rectangular. Coge la tela doblada con unos alfileres para que no se mueva.

Sobre la misma tela, dibujamos la forma que le vamos a dar a la falda, siguiendo este diagrama:



Ya tienes marcado ¼ de falda. Vamos a cortar media falda dejando unos 2 centímetros para las costuras y unos 5 ó 6 centímetros en el bajo para el dobladillo tal y como indica el esquema..



Ahora, con alfileres como en la foto, debes "calcar" esas marcas para completar la mitad.  O si lo prefieres puedes pasar unos hilos flojos.

Cuando ya tenemos la mitad abrimos la tela y la ponemos sobre la otra mitad de la tela y ya tenemos la falda completa lista para coser.



Cosemos, de arriba abajo las dos costuras de los costados, dejando los 18 centímetros de la cremallera sin coser.





Montamos la cremallera, de forma que el principio quede alineado con la marca de la cinturilla, y la cosemos.

Preparamos la cinturilla, doblando un dobladillo de 1 cm por cada lado largo, de forma que al doblarla nos quede  un ancho de unos 2 cm lista para montar.

Montamos la cinturilla con alfileres respetando la marca de la cintura de la falda, y la doblamos sobre sí misma. En las dos terminaciones doblamos los finales y los escondemos en el interior. Hilvanamos. Y cosemos.









Solo nos falta poner un corchete en la cinturilla, coger el bajo siguiendo la marca que hicimos y ¡ya tenemos nuestra falda lista para estrenar!.









A nosotras se nos complicó un pelín, porque la tela resultó transparente, así que tuvimos que ponerle forro. Pero si escoges una tela que no se transparente, en un par de horas como mucho ¡tienes una falda para estrenar! ¿Te animas a hacer una?

Ya sabes que cualquier duda que tengas nos mandas un correo o si lo prefieres déjanos un comentario y te ayudamos encantadas.

Un beso!

Fuente: este post proviene de Tela, Patrón, Tijeras, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos