Cocina fácil con Parmelia Idea guardada 32 veces
La valoración media de 31 personas es: Muy buena

Pegamento. El rey de las manualidades

                             Fuente: Pixabay

pegamento

Pegamento. El rey de las manualidades

¿No os habéis fijado nunca? Pues ocurre, siempre ocurre. Nos situamos en nuestra mesa de trabajo para hacer otra manualidad, otra creación, sacamos todos los bártulos y enseres de la caja de la herramientas y los vamos colocando en el vade de corte: A veces las tijeras, a veces el cúter, otras recurrimos a las agujas, en ocasiones elegimos los pinceles, acompañados de la grapadora, del martillo, pinturas, cinta adhesiva… Invocamos a todas las herramientas de las que disponemos según las necesitemos: a veces unas y en otras ocasiones utilizamos otras distintas, pero lo cierto es que nunca, nunca, falta el Rey de las manualidades: El Pegamento.

Puede que decidamos hacer una creación en tela, en papel, cartón, realizarla en lana o hilo e incluso en metal. El material puede variar según nuestra imaginación, ganas o gusto, pero el que siempre se encuentra presente en cualquiera de las manualidades que vayamos a crear es el pegamento. En serio, llevar vuestra memoria todo el tiempo que podáis hacia atrás y comprobaréis que es cierto lo que os cuento. El pegamento siempre os ha acompañado en todas vuestras creaciones. Por esa razón es el Rey de las Manualidades. Por esa razón estoy convencido que se merece un post. Se merece este post. Hagámosle los honores que le corresponden.

“Pegamento. Sustancia que puede mantener unidos dos cuerpos por contacto superficial”. Es la definición que reza Wikipedia de nuestro protagonista. Para encontrar el origen del pegamento tenemos que retroceder hasta la prehistoria. El primer uso documentado que conocemos se localiza en Königsaue, Alemania. Se trata de una huella dactilar plasmada en restos de alquitrán vegetal, se cree que tienen alrededor de 80.000 años. El ser humano lo ha utilizado durante toda su historia desde los griegos (que eran usuarios habituales de las colas de origen vegetal y sobre todo las de origen animal) hasta nuestros días, que usamos habitualmente los pegamentos químicos, desde la cola blanca (descubierta por Frizt Klatte, en el año 1912), hasta los llamados cianocrilatos (patentados por primera vez en 1958, gracias a la empresa Eastman.

Ahora que ya conocéis mejor al verdadero rey de nuestra gran afición, ¿sabéis cuáles son los pegamentos que se utilizan en las manualidades? Y sobre todo, ¿sabéis cómo utilizarlos y las precauciones a tener en cuenta? Voy a ayudarte a que lo consigas…

Tipos de pegamentos y su uso en manualidades:

Silicona líquida. Ideal para usarla con múltiples materiales: papel, tela, cartón, foamy, madera fina, fieltro… Su gran ventaja es su sencillez de uso, mucho más apropiada que la silicona caliente. Ideal para que los niños trabajen con ella, siempre con nuestra supervisión, claro está.

Silicón o pegamento caliente. También llamado “Pegamento termofusible”, para poder trabajarlo es necesario disponer de una pistola para silicona. Es muy recomendable su utilización en materiales fuertes y pesados. Su principal ventaja es su fuerza de unión, pero hay que tener mucho cuidado a la hora de su manipulación ya que corremos el peligro de quemarnos. Evitar que la utilicen los más pequeños de la casa.

Pegamento de barra. Muy utilizado en colegios, es el pegamento preferido de los niños. Sencillo de usar y con poco riesgo para la salud ya que suelen tener PH neutro o libre de ácidos. Una de las principales características es que es muy manejable a la hora de unir los materiales. Seca rápido y no provoca humedad, por lo que es ideal para utilizarlo con papel, cartón y origami.

Cola blanca. Es un clásico dentro de los pegamentos. Se utiliza con muchos materiales, desde el papel hasta la madera, pasando por la tela, cartón, plástico, decoupage, foamy… No es tóxico, soluble con el agua y muy fácil de limpiar.

Pegamento universal. Es el más usado. Transparente, multiuso, se puede emplear con multitud de materiales: plástico, madera, cartulina, papel, tela, corcho… Muy eficaz y una de sus cualidades es la facilidad para modificar la posición de los materiales antes de que seque.

Pegamento en espray. Ideal para utilizarlo en los rincones o espacios a los que es complicado llegar en nuestras manualidades. Muy recomendable también para aplicar en toda la superficie del trabajo antes de comenzarlo. Existen muchos modelos para todos los tipos de trabajos. ¡IMPORTANTE! Utilizar siempre en un lugar muy ventilado y que nos niños no lo utilicen nunca sin supervisión.

Pegamento instantáneo (Cianocrilato). Pegamento muy fuerte y realmente rápido en secar, aguanta bastante peso. Ideal para materiales duros y robustos como madera, metal, porcelana, cuero, cerámica… Eficaz para usar con fragmentos y piezas pequeñas. Podemos comprarlo tanto en gel como líquido. Resistente al agua. Su mayor defecto es su toxicidad y que puede dañar la piel si la toca y no se elimina con rapidez.

Estos son las más habituales dentro del mundo de las manualidades, pero existen muchos otros tipos de pegamentos como la cinta de doble cara, el foamy adhesivo, pegamento para bisutería, cola decoupage, pegamentos especiales para fotografía, barniz pegamento…

Precauciones a tener en cuenta:

En caso de inhalar el pegamento ventilar el lugar en el que nos encontremos. Si fuese necesario realizar la respiración boca a boca.

En caso de contacto con la piel lavar la zona con mucha agua y jabón para terminar aplicando crema hidratante.

En caso de contacto con los ojos enjuagarlos con abundante agua y acudir al médico sin falta.

En caso de ingestión no provocar el vómito y no beber leche ni tampoco alcohol.

En casos graves acudir urgentemente a los servicios sanitarios.

Bueno. Creo que hemos hecho un buen homenaje al rey de las manualidades con todos los honores que se merece. Al tratarse de un accesorio de la realeza que no se nos olvide tratarlo como se merece, seguro que si lo hacemos siempre nos corresponderá con un gran trabajo.

Un fuerte abrazo y nos vemos en mi próximo post.

Fuente: este post proviene de Cocina fácil con Parmelia, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos