comunidades

Proyectos de final de año en mi bullet journal

Proyectos de final de año en mi bullet journal


Cuando llega el otoño se me hace inevitable pensar en que el final del año está cerca. Como si estuviera a la vuelta de la esquina, me imagino los días de diciembre, la Navidad (mis fiestas favoritas), y de rebote pienso en el resto del año. En todo eso que quería hacer pero aún no he hecho. En todos los proyectos por acabar… las tareas, las fechas límite. Y me propongo llevarlo todo a cabo, por supuesto :)

Organizar proyectos en mi bullet journal siempre ha supuesto un reto para mí. No tanto por no ser un sistema de organización ya impreso, como por la falta de habilidad que solemos tener para planificar proyectos. Creo que en este tema no se nos enseña suficiente durante los años en los que tenemos que estudiar, y que dependiendo de la profesión que tenemos de adultos es algo muy necesario dominar. Más aún si te pasa como a mí, que tocas varios proyectos al mismo tiempo, todos diferentes entre sí, y necesitar llegar a todo. Hace unos días compartí en Instagram Stories la forma en la que estoy llevando el seguimiento de todo lo que quiero hacer antes de que acabe este año en mi bullet journal, y hubo bastante gente que me pidió un vídeo más detallado, así que aquí lo tenéis.

Quiero aclarar un par de cosas sobre esta manera de gestionar proyectos, pero igualmente podéis dejarme cualquier pregunta sobre estas páginas en los comentarios ;)

Para mí los proyectos personales y los laborales son igual de importantes, por eso hay una sección “Personal” con sus correspondientes tareas. Son cosas en las que quiero asegurarme de que trabajo hasta final de año, porque por experiencia propia he aprendido que si no me tomo estas tareas como si fueran de trabajo, las descuido (y eso no es bueno para mí a nivel personal).

Es muy parecido a un control de seguimiento, solo que a lo grande y con muchas tareas que controlar. Como veréis no he trabajado con fechas tope específicas, porque el final del año es el límite. Aún así, sí traslado tareas de aquí a las páginas diarias. De esta manera procuro trabajar en los proyectos y es ahí donde fijo fechas (porque ahí lo veo a diario varias veces).

He simplificado todo lo posible, para poder centrarme en el trabajo real, en la acción. Solo el símbolo básico para tareas (tareas en curso y terminadas) y una inicial para cada tarea dependiendo del proyecto o sección a la que pertenecen (así es más fácil agruparlas e identificarlas). Pero podéis complicarlo todo lo que queráis, y ser tan específicas como os haga falta, es decir, que podéis hacer menos proyectos pero más detallados, creando más tareas para cada uno si os hace falta.

La verdad es que nada me había funcionado tan bien como esta colección. En el bullet journal del año que viene voy a volver a incluirla, no sé aún si dividida por trimestres, o si utilizaré algo similar pero separado para cada proyecto, aunque creo que eso solo sería necesario para proyectos con muchas subtareas. Esta lista me ayuda a ir al día y no despistarme, ya sabéis, es muy fácil caer en el “tengo tiempo libre ahora, no tengo nada que hacer en este hueco”, y dejar de lado otros proyectos. De esta forma puedo ver rápidamente qué tareas faltan en cada proyecto, y hacer un recuento de trabajo por semanas y meses para ver en qué se ha ido el tiempo.

Espero que os haya servido de inspiración para vuestros proyectos, y os recuerdo que ésta es la magia del bullet journal: con un par de modificaciones podemos adaptar cualquier idea a nuestras necesidades.

Fuente: este post proviene de Wasel Wasel, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Casi me puede la impaciencia de tanto guardar el secreto, ¡el próximo KAL empieza hoy! Y vamos a tejer el Lovely Shawl de Mimosa Café Lanar. Este patrón que seguro conoces, y que posiblemente también ...

Esto de estar sola en casa tiene sus ventajas. Poder ocupar toda la cama y comer súper sano son algunas, pero la mejor de todas es el tiempo libre que tengo para tejer. Océanos de tiempo tejeril, espe ...

Recomendamos