comunidades

Oficina sin ruido

¿No te pudes concentrar en la oficina por el ruido producido por el teléfono, la impresora, el aire acondicionado, la trituradora de papel o compañeros que no paran de charlar? Una oficina sin ruido ayuda a aumentar la productividad de sus trabajadores de manera significativa. La oficina sin ruido es uno de los temas pendientes en muchas empresas. Esos pequeños ruidos que no son dañinos, pero que, sumados, pueden afectarnos provocando irritabilidad y un descenso en el rendimiento.

La oficina no debe superar los 55 decibleios de ruido

Según la Encuesta Nacional sobre Condiciones de Trabajo, el 25% de los asalariados soporta ruido molesto. Por eso es interesante recordar que existen leyes que les protegen. En una de ellas se dice que «el empresario deberá evaluar la exposición de los trabajadores al ruido con el objeto de determinar si se superan los límites fijados, para aplicar, en tal caso, las medidas preventivas procedentes». Según la Organización Internacional del Trabajo, para que una oficina tenga confort acústico, el sonido no debería superar los 55 decibelios.

En muchas ocasiones el ruido ambiental de las oficinas nos afecta tanto que no nos permite trabajar. La ASID (American Society of Interior Designers) y la empresa de mobiliario de oficina Steelcase han estudiado este fenómeno y en su informe Sound Solutions han llegado a la conclusión de que el exceso de ruido en los centros de trabajo merma la atención que prestamos a la tarea que debemos realizar, de modo que si se mitigara aumentaría la concentración en un 50%. Un dato lo suficientemente importante como para que las empresas intenten buscar soluciones para evitar esa contaminación acústica y proporcionar un poco de silencio.

Claves para conseguir una oficina sin ruido

¿Qué podemos hacer para conseguir una oficina sin ruido y que el espacio de trabajo sea un lugar confortable para todos? A continuación os mostramos algunas medidas básicas que pueden aminorar el ruido de la oficina.

oficina sin ruido


Colocar la CPU de los ordenadores debajo del escritorio e instalar los aparatos que emitan ruido, como las impresoras, faxes o trituradora de papel, en estancias separadas del espacio en el que se trabaja.

Evitar conversaciones continuas entre compañeros y reservarlas a las zonas de descanso.

Disminuir el número de personas en los espacios comunes e instalar mamparas separadoras.

Poner objetos que absorben el sonido como, por ejemplo, plantas.
Aún así os recomendamos realizar una evaluación del cónfort acústico con un técnico de riesgos laborales que os indicará medidas específicas que no siempre tienen que suponer un coste económico.

Sin embargo, una conversación en un tono normal ya genera unos 50 decibelios, por lo que conseguir una oficina sin ruido es casi imposible. Pero siempre se pueden tomar algunas de estas medidas para crear ambientes de trabajo acústicamente productivos.

.

Fuente: este post proviene de copitecnic.com, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Se acerca el día del Padre y cada año se nos hace más difícil encontrar ese regalo ideal, práctico y útil que no se quede en el ólvido al segundo día, por este motivo os queremos dar algunas ideas de ...

Jugar con la plastilina no solo divierte y estimula la creatividad de los niños, además mejora su capacidad para concentrarse, les permite fijarse metas a corto y largo plazo, y los tranquiliza. La pl ...

El tambor de una impresora láser es uno de los componentes principales de la impresión que afectan directamente en su calidad. Si el tambor de impresora está arañado, marcado o con suciedad, afectará ...

Aunque cada día más los render 3D por medio del ordenador van comiéndole terreno, las maquetas de arquitectura siguen siendo un elemento fundamental en el día a día de un arquitecto. La maqueta puede ...

Recomendamos