El Taller de Naidú Idea guardada 89 veces
La valoración media de 25 personas es: Excelente

Disfraz de El Principito.

Si me seguís por Instagram, ya visteis que a principios de agosto estuve muy ocupada cosiendo un disfraz de El Principito para mi hijo pequeño (si no me seguís en Instagram, ya estáis tardando). En casa nos encanta este libro tan bonito y pensé que sería buena idea para un disfraz del peque, que además es rubito y da el pego totalmente jajajaja.


Por fin la semana pasada fue el estreno y quedó así de bonito. Esta es la mejor foto que pudimos sacarle, no para de moverse. Así que, el resto de fotos estarán un poco borrosas.




Os muestro la casaca colgada en la percha, para que la podáis ver mejor. La tela que utilicé donde la compro la llaman rasete. Es especial para disfraces porque lleva algo de brillo, y no se deshilacha (con lo cual no hay que sobrehilar ni coger dobladillos y se cose muy rápido). Los botones delanteros de la casaca son solo de adorno, no lleva ojal para abrochar.


Por detrás de la casaca puse este detalle.



Las estrellas van hechas con goma eva con purpurina, y sujetadas con limpiapipas. Fue lo que más me costó pensar como hacer. (Otra foto borrosa, se quería ir a la calle).


En los pies lleva estas botas tan monas que hice con foam. Están pensadas para llevar sus zapatillas por dentro, ya que en la calle siempre hay piedrecillas incómodas y necesitan suela.


No paró de moverse y jugar en ningún momento.




Va complementado con camiseta y pantalón blancos y un fajín amarillo.


¿Qué pensáis?¿Se parece al original?


Estoy a medio gas aun con la vuelta al cole, pero pronto empezaré a poner cosas en Facebook también, así que seguidme si queréis para no perderos nada.


Fuente: este post proviene de El Taller de Naidú, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Cactus amigurumi

No tengo el dedo verde. Todas las plantas que pasan por mis manos, acaban pereciendo. Si alguna sobrevive en casa es porque mi madre pasa de vez en cuando y me las mima un poco. Además en el interior ...

Recomendamos