Blog de alonsomaria Idea guardada 1 veces
La valoración media de 5 personas es: Muy buena

Trucos en manualidades: cómo limpiar tus sellos de goma

En el mundo del arte y de las manualidades, usar materiales de calidad y en buen estado es vital para conseguir exactamente los resultados que queremos. Por eso es necesario saber qué cuidados requiere cada accesorio y así tenerlos siempre listos para utilizarlos. En este post os vamos a hablar de los sellos de goma.
Cuando hablamos de sellos de goma, nos referimos a los sellos creativos que se utilizan para decorar sobres o scrapbooks, que puedes comprar en cualquier tienda especializada. Aunque os cuidados de limpieza se pueden aplicar también a los sellos de goma que se utilizan en oficinas para sellar papeles.
Al contrario que otros materiales para hacer manualidades, los sellos de goma no requieren muchos cuidados especiales para mantenerlos siempre en buen estado. Como con muchas otras cosas, basta con adquirir unos buenos hábitos de uso que incluyan una limpieza después de cada uso. Si te acostumbras a limpiar los sellos de goma después de utilizarlos, evitarás que se endurezca o se estropee.

Imagen 0


¿Qué necesitas para limpiar los sellos de goma?

Hay muchas formas de mantener limpios nuestros sellos de goma; entre ellos, limpiadores especiales que podéis comprar en tiendas de manualidades, droguerías y algunas grandes superficies. Pero no es la única forma de limpiar los sellos se goma. También se puede hacer con productos que tengas por casa. Si prefieres esta segunda opción, sólo necesitarás una toallita húmeda sin alcohol (las de los bebés) o un cepillo de dientes suave y un poco de jabón neutro.
Cuando hayas terminado de utilizar el sello, retira la tinta sobrante sellando sobre un trozo de papel de cocina secante. Con la toallita, ve repasando los bordes del sello para limpiar la goma. La alternativa es hacerlo con un cepillo de dientes: basta con mojarlo con agua o bien agua y un poco de jabón neutro y frotar cuidadosamente la superficie de la goma. Cuando hayas terminado, seca la goma con papel de cocina y déjalo secar antes de guardarlo.
Nunca guardes el sello de goma si no está seco, ni uses productos agresivos como detergentes. A la hora de guardarlos, elige lugares frescos y secos para evitar que la goma de los sellos se estropee.

Y tú... ¿Añadirías algo más? ¡Déjanos tu comentario!
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos