El Taller de Ire Idea guardada 6 veces
La valoración media de 8 personas es: Buena

Lapiceros para niños hechos con limpiapipas

Con esta manualidad fácil, rápida y económica podemos darle un poco de alegría al escritorio de los más pequeños de la casa. Seguro que con este lapicero les entrarán las ganas de pintar e incluso de hacer sus deberes sacando sus lápices de un monstruito ;)


¿Cómo se hace?


Para hacer el lapicero necesitaremos los siguientes materiales:

- Vaso o tarro



- Silicona



- Limpiapipas



- Ojos móviles



 Paso a paso:
1. Aplicamos silicona en la parte superior o inferior del vaso.


 2. Pegamos el extremo del limpiapipas.




3. Enrollamos todo el vaso con los limpiapipas, aplicando silicona en algunos puntos.


4. Hacemos un triángulo con un limpiapipas para hacer las orejas.




5. Pegamos las orejas con silicona en la parte superior del vaso.






6. Hacemos lo mismo con los pies, que los pegaremos en la parte inferior.

7. Cortamos un trozo de limpiapipas y lo curvamos para hacer la boca. Lo pegamos con silicona.



8. Pegamos los ojos móviles.



9. Aplicamos silicona en un extremo del limpiapipas, y lo pegamos en la parte trasera para hacer la cola.



Y éste es el resultado.














Si te ha gustado el lapicero de monstruito, tal vez te interesen otras manualidades para niños como:
- Muñecos con botellas de plástico
- Colchonetas para muñecos
- Estuches para lápices
- Reutilizar botes de cristal con niños
Recuerda que también puedes seguir El Taller de Ire en:

 Facebook
 Twitter 


Fuente: este post proviene de El Taller de Ire, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

infantil manualidades reciclado ...

Reciclando un bote de champú

Después de un pequeño alto en el camino, quizá más espaciado de lo que hubiésemos querido, estamos otra vez aquí, con las pilas recargadas y nuevos trabajos para poder compartir, como este que traemos tras reciclar un bote de champú, que ofrece un lugar perfecto para depositar los objetos que normalmente estarían pululando de aquí para allá o ideal como lapicero, divertido y que a los niños les en ...