Vivienda Saludable Idea guardada 20 veces
La valoración media de 15 personas es: Muy buena

Cumple todos tus propósitos con un tablero organizador

¿Cuál es la mejor manera de sobrellevar la vuelta de las vacaciones? Así es, fijándonos nuevas metas y propósitos que nos motiven y siguiendo un poco de orden y organización para darle una ‘patada’ al estrés. Porque si algo no queremos en este ‘nuevo año’ que empezamos en septiembre es estrés.

¡Vamos a darle la bienvenida a nuestro renovado y mejorado ‘yo’! Y lo hacemos de la mano de un tablero organizador, o lo que es lo mismo, el que se va a convertir en nuestro mejor amigo, sobre todo las próximas semanas, para lograr nuestros objetivos, sean del tipo que sean: ahorrar más (en este caso, además, te interesará esta información), dedicarnos más tiempo a nosotros mismos, un cambio laboral…


 

Lo mejor es que vamos a hacer nuestra propia versión DIY y, para ello, te vamos a dar algunas ideas y consejos:

- Para la base aconsejamos recurrir a un material que sea resistente pero, a la vez, no demasiado pesado, y por ello nos decantamos por contrachapado, cartón pluma, un corcho o un marco de fotos grande. También podemos hacerlo directamente sobre una pared vacía.

- Una vez tenemos la base, llega la parte divertida, que es la de dividir las diferentes secciones que harán que nuestros planes, tareas y objetivos estén bien claros y definidos.

Por ejemplo, podemos reservar una zona para la organización del menú y la compra semanal. Para ello usaremos pinzas de la ropa decoradas e identificadas con los nombres de la semana. También podemos diseñar e imprimir en casa las plantillas para la lista de la compra.
 



 

Por supuesto, no puede faltar un calendario, donde anotar cada cita y tarea a recordar. Un marco de fotos, unas etiquetas y un rotulador pueden convertirse en nuestra mejor agenda…

 



 

Debemos reservar también un espacio a cuestiones urgentes o mensajes, y una pizarra es, en estos casos, la mejor alternativa.

Aprovecha también este espacio para la organización de tareas familiares. Una posibilidad es dedicar un pequeño hueco a cada miembro (por ejemplo, podemos hacerlo con pequeños marcos) para escribir en cada uno de ellos la tarea doméstica que le corresponde esa semana, citas médicas, exámenes…

Y se acabó aquello de “no sé dónde dejé el ticket” o “he perdido el justificante del colegio”, pues ahora tendremos todo bien organizado con los cestos que incorporaremos en nuestro tablero organizador o, mejor aún, en nuestra ‘pared del orden’.

 



 

¿Eres de esos que olvidan los cumpleaños y fechas importantes? Entonces no lo dudes y reserva una parte del tablero exclusivamente a este tipo de eventos. ¡Mira qué forma tan original de hacerlo! 

 



 

- Pero, tal y como comenzábamos el artículo, el objetivo de todo ello es darle la espalda al estrés y poder centrarnos así en nuestras metas y objetivos. Y es por eso que queremos cerrar el artículo hablando de los tableros inspiracionales o moodboards, una especie de collages, donde iremos recopilando imágenes y frases que nos acerquen a dicho objetivo, que nos motiven, que nos ayuden a perfilar la idea… En definitiva, que nos recuerden aquello que andemos buscando.



Esperamos que este post te sirva de inspiración. No olvides que tenemos muchas más ideas para ti en nuestra página web (ver aquí).

 

 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos