El Taller de Ire Idea guardada 58 veces
La valoración media de 66 personas es: Muy buena

Beneficios de la plastilina en los niños

La plastilina no sirve para que en los colegios los maestros de Educación Infantil puedan entretener a sus alumnos y así ocupar tiempos muertos en el horario escolar. Tampoco se utiliza para premiar o castigar el comportamiento de los niños. Este material nunca falta en las escuelas, y no debería faltar en ningún hogar donde haya niños, porque trabajar con ella proporciona unos beneficios que van más allá del propio divertimento y de lo que puede parecer el comodín del maestro.

Imagen 0

Imagen del blog Inspiraciones del post sobre cómo hacer monstruos con globos y limpiapipas. Podéis verlo AQUÍ

ATENCIÓN: Cuando los niños trabajan con plastilina deben ser supervisados por un adulto. Este material se suele vender en papelerías, tiendas de material escolar o tiendas de manualidades. Es habitual que la plastilina convencional no sea apta para niños menores de 3 años. Para esas edades es recomendable fabricar tu propia plastilina casera, que es más blanda y menos tóxica, ya que está hecha 100% con ingredientes comestibles. Os dejo el vídeo tutorial del post "Cómo hacer plastilina casera" que hemos realizado en El Taller de Ire, para que vosotros también podáis hacer plastilina casera para los más pequeños.



Beneficios de la plastilina en los niños:

- Estimula la creatividad:

La plastilina es un material que proporciona mucha libertad. Es importante no crear demasiadas reglas ni poner limitaciones, ya que si el niño puede utilizar cualquier color y crear cualquier forma, podrá materializar todo lo que imagine sin ningún tipo de barrera, haciendo que trabaje así su creatividad.

Imagen 0

Imagen del blog Creaciones Batiburrillo de un proyecto escolar en el que se ha hecho una iglesia con plastilina. Podéis verlo AQUÍ.

- Trabaja la motricidad fina:

En el desarrollo motor debemos diferenciar entre la motricidad gruesa y la motricidad fina. La gruesa es la que primero aparece y con ella nos referimos a aquellos movimientos que, si el niño no tiene ningún tipo de problema en su desarrollo, se adquieren poco a poco de forma natural y refleja, como el equilibrio de la cabeza, el gateo, andar, correr... Cuando nombramos la motricidad fina estamos hablando de movimientos más voluntarios y precisos. Debido a que estos movimientos requieren una cierta madurez muscular y del sistema nervioso central, la motricidad fina aparece más tarde y es preciso incidir más en ella. Además, el desarrollo de la motricidad fina es importante para el proceso de lectoescritura.

Al utilizar plastilina estamos dedicando tiempo a la motricidad fina del niño ya que requiere de movimientos controlados, la interacción con objetos, el moldeo o el agarre de piezas pequeñas. También proporciona agilidaddestreza y fuerza tanto en la mano como en los dedos.

Imagen 0

Imagen de Inspiraciones

- Proponerse metas y conseguirlas:

Da igual si un niño moldea mejor que otro, si quiso hacer un perro y le salió una piedra. Con la plastilina los niños consiguen lo que se proponen, independientemente de si el resultado tenga parecido con la realidad o no. Nunca le digas que lo que ha hecho no tiene nada que ver con lo que quería hacer, en sus cabecitas sí es lo que estaban pensando, y eso es lo que importa. Los niños estarán satisfechos con su trabajo y ello ayuda a su autoestima y les proporciona confianza en ellos mismos.

- Diferenciar e identificar:

Es una buena forma de que los niños aprendan coloresformas y proporciones al mismo tiempo que juegan. Además, gracias a que la plastilina se puede mezclar, pueden aprender a crear otros colores a partir de los primarios.

También gracias a que podemos hacer cualquier forma con la plastilina, servirá para el proceso de aprendizaje del abecedario. En el blog El Tocador de Cenicienta nos dan una idea genial para hacer moldes de letras con plastilina. Podéis verlo entrando AQUÍ.

Imagen 0


- Concentración:

Especialmente para los niños hiperactivos o con déficit de atención, trabajar con plastilina les proporciona y momento de concentración que pocos juegos pueden proporcionar. Gracias a la libertad de la que hablábamos al principio, estos niños pueden enfocar su exceso de actividad en la plastilina, al mismo tiempo que desarrollan su capacidad de concentración.

- Relajación:

El momento de la plastilina es, o debe ser, un momento de calma, de tranquilidad. El niño debe estar sentado y sin ningún tipo de factor estresante que le ponga nervioso. Por este motivo también sirve de método de relajación después de algún tipo de esfuerzo como puede ser la lectura.

Podéis trabajar la plastilina con ellos, darles ideas y proporcionarles otros materiales para que hagan sus propias creaciones experimentando con ellos.

En el blog Los Versos y Reversos no enseñan a hacer muffins con plastilina, es un buen ejemplo de combinación de materiales y a los niños les va a encantar incluso para jugar después con lo que han creado. Podéis ver el paso a paso de esta manualidad si pincháis AQUÍ.

Imagen 0


Otro ejemplo de combinación de distintos materiales con plastilina son los muñecos de nieve que han hecho en Inspiraciones, genial para que hagan los niños. Para ver el paso a paso podéis entrar AQUÍ.



Después de leer y ver todo esto ¿ahora sabes por qué no falta la plastilina en los centros educativos? :)

Recuerda que también puedes seguir El Taller de Ire en:
Imagen 0
 Facebook
Imagen 0
 Twitter 
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos