Vida Facil Idea guardada 0 veces
La valoración media de 1 personas es: Excelente

Cómo hacer una libreta personalizada


Las libretas son un objeto de regalo perfecto casi para cualquier edad y para ambos sexos. Casi todos, independientemente de que seamos hombres o mujeres, nos hemos detenido ante el escaparate de una papelería cautivados por la belleza de algunas de estas libretas. A las puertas de la Navidad o por cualquier otro motivo, quizás estés buscando un regalo original. O acaso tienes una empresa y quieres agasajar a tus mejores clientes y empleados con algo original que lleve tu marca. Pues tu deseo se puede hacer realidad fácilmente.

En la actualidad, puedes encontrar de forma sencilla y económica empresas que te ofrezcan libretas personalizadas. De esta manera, podrás elegir libremente la decoración de tu cuaderno incluyendo el logotipo de tu empresa o un mensaje especial. El resultado siempre será cien por cien profesional.

Las libretas personalizadas son elementos de gran utilidad en el trabajo diario en oficinas. Pero también resultan muy provechosas en congresos, cursos, universidades, colegios, etc. Podemos individualizar nuestra libreta decorando la tapa con un logotipo, una imagen o un diseño concreto. También con diseños infantiles o juveniles. La cuestión es dejar volar la imaginación y dejarte asesorar.

Grandes ilustradores españoles El éxito de las libretas decoradas es un fenómeno internacional. También en España existen grandes ilustradores cuyo reconocimiento ha sobrepasado nuestras fronteras. Recientemente, ha salido a la venta una colección de libretas con originales portadas diseñadas por ilustradores como Díaz-Faes, Bakea, Germán Torres, Cranio Dsgn, Malmö Estudio o Sanz i Vila. La originalidad es tal que incluso han diseñado cuadernos para zurdos, que ellos llaman los Zuadernos.

Proceso creativo Viendo la profesionalidad y originalidad de este tipo de cuadernos, quizás en más de una ocasión te hayas preguntado cuál es el proceso creativo. Pues seguramente, como bien dice el refrán, cada maestrillo tiene su librillo. Hay ilustradores que optan por dibujar directamente con un lápiz digital en una tableta u ordenador. Sin embargo, estos no son la mayoría. Por regla general, los creadores prefieren realizar un boceto inicial en un folio. Primero en lápiz, después lo pasan a tinta y, por último, lo escanean. Una vez digitalizado, el dibujo admite realizar modificaciones de forma mucho más simple que si estuviese en papel.

Para realizar los cambios y mejorar la ilustración, existen varias herramientas. Va a depender del tipo de trabajo y de la la elección del ilustrador. En unas ocasiones quizás opte por utilizar el Photoshop, y en otras, el Illustrator.

Todo este proceso es relativamente recientemente. Antes de la era digital, el boceto de cualquier ilustración se dibujaba primero en papel. Después, se colocaba sobre una mesa de luz, un objeto que se utiliza para depurar los errores e imperfecciones.

Mucho han cambiado las cosas desde entonces. Y gracias a todo esto, cada vez podemos ver libretas más originales y llenas de colores, con imágenes creadas por ordenador o manualmente. Casi cualquier cosa es posible. Lo mejor es que el público objetivo es diverso y muy amplio. Si buscas crear una libreta original, existen mil y una manera de acertar.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos