Vida Facil Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Cómo dibujar de forma creativa



Pintar es plasmar tu maravillosa mente en un lienzo en blanco
, y transportar así tus ideas más extremas, pintorescas o personales a un lugar público. Mostrar la manera en la que tus ojos ven el mundo en el que vivimos y de alguna manera, hacer que los que lo ven se metan en tu piel.

El mundo está lleno de pintores potenciales que llenan sus cuadernos de garabatos en una reunión o en la servilleta de un bar. Todas esas mentes inquietas que garabatean mientras hablan por teléfono, podrían estar exponiendo en la pared de un museo con unas cuantas clases de dibujo.

Ya lo decía Pablo Picasso: "La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando". La inspiración y la creatividad son como esos amigos que cuando llegan te alegran el día pero que nunca sabes cuando van a aparecer. Irrumpen en el momento menos esperado, son las culpables de noches en vela de mentes pensantes creando las obras de arte de hoy y, también, de momentos de frustración cuando no están.

El genio del cubismo y experto en convertir lo extravagante en bello tenía razón: si la inspiración te pilla trabajando, mejor. Pero no siempre es así, y a veces te encuentras delante de un lienzo en blanco sin saber ni por donde coger el pincel, sufriendo un auténtico bloqueo artístico o laguna creativa. ¿Cómo puedes hacer que la creatividad te visite intencionadamente?

Pequeños trucos para dibujar de forma creativa
1. Lugar agradable Un ambiente con luz natural y una mesa o atril grandes. Cuida tu espacio de trabajo con orden y limpieza y ten tus herramientas preparadas para cualquier momento. Pon música armónica y melodiosa que ayude a la concentración. Si te sientes atrapado, sal a pintar a la calle, cambiar de ambiente de vez en cuando ayuda a la concentración.

2. Ten siempre a mano un cuaderno Ten a mano siempre un cuaderno de bocetos y un lápiz. Nunca sabes en qué momento vas a encontrar a tu musa o tu inspiración personal: en el metro, autobús, en un bar o caminando por la calle.

3. Manchar el lienzo Te encuentras ante el lienzo en blanco, con un pincel en la mano y sin saber por dónde empezar. Comienza por "manchar" el cuadro o a dibujar un boceto sobre papel. Deja a tu imaginación volar de una pincelada a otra, sin pensar demasiado en lo que haces. ¿Quién eres tú para poner límites a tu propia creatividad? Aléjate del lienzo unos metros para ver con otra perspectiva tu obra, quita la vista del cuadro y vuelve a mirarlo. De esta forma puedes encontrar fallos o imperfecciones que se esconden cuando tu vista se vicia.

4. Busca la inspiración en otros artistas Conocer lo que otros están haciendo puede darte las claves para que tu imaginación fluya. Visita un museo o galería de arte y empápate de las nuevas tendencias. Únete a clases de dibujo para compartir el proceso creativo con otros artistas, pueden aportar mucho a tu obra y mostrarte su propio punto de vista.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Etiquetas:

Recomendamos