Manualidades

Ideadoamano Idea guardada 16 veces
La valoración media de 2 personas es: Excelente

Organizador de escritorio de cartón

Hola de nuevo!

Aquí estoy un viernes más para enseñaros cositas, pero esta vez se trata de un trabajo que no había hecho nunca... cartonaje!! Y es que he hecho un organizador de escritorio con cartones... y sí, aguanta.



Tenía falta de uno para meter mis rotuladores de lettering (sí, se que hace un tiempo os enseñé aquí un bote que me había hecho para ellos, pero me he comprado más y ya no me cabían), y cuando Amparo, de El rincón de las Manualidades Caseras, nos propuso su reto Manitas con el tema "Material escolar y Escritorio" vi la ocasión perfecta para hacerlo. Así que aquí estoy, para enseñaros un paso a paso de lo más detallado.

Materiales:

- Cartón y cajas de cartón, grueso y fino
- Pintura negra y blanco roto
- Cola blanca y silicona (o algún otro pegamento que os guste cómo pegue)
- Servilleta y cola de decoupage, barniz incoloro.
- Cinta de arpillera fina y más ancha con puntilla
- Tijeras, cutter, pinceles, grapadora, lápiz...

Comenzamos con un par de cajas de tonner de impresora (es una impresora laser de esas que en vez de llevar los cartuchos pequeños llevan los grandotes, la del trabajo vamos). Son bastante grandes y nos dan una buena capacidad, además tienen un cartón bastante rígido. Si no encontráis una caja por el estilo igual os toca hacer a partir de cartones también esta parte, pero yo tenía así que os enseño el paso a paso a partir de ellas. Las corto a 10cm, que creo que es una buena altura para los boligrafos y los rotuladores...

Luego, como son tan profundas, vamos a hacer en la parte de atrás un apartado ancho, para las cartas, los cuadernos, las hojas... o en mi caso un estuche de rotuladores muy bonito que no quiero tirar pero que también quiero guardar aquí. Para ello se toma la medida deseada y se hace un corte de arriba a abajo en la parte posterior central de los cubos, como veis en la imagen. Estas solapas salen muy largas así que las cortamos un poco, pero no del todo porque nos van a ayudar asegurarlo al pegar juntos los dos cubos. Los vamos a pegar por el lateral y luego poniendo una solapa por arriba y otra por debajo. Pero es importante que en la solapa que va a quedar por arriba (por dentro del cubo) le quitemos un trocito en la parte que queda opuesta a la pared, luego os explico por qué. Esto yo lo pegué con silicona pero lo podéis pegar con cola. También teneis que pegar el cartón de la parte trasera, esto es más difícil pero se sujeta con un poco de cinta de carrocero o washi y como el cartón es gordito se puede hacer.



A continuación vamos a tomar medidas del ancho total del hueco y la altura y cortamos otro cartón gordito, yo he usado cartón piedra de 3mm. Esta será la parte que hará de delantera del hueco alargado. Para que este cartón llegue bien hasta abajo es por lo que había que recortar un poco la solapita, porque si lo ponemos tal cual no deja que baje hasta abajo...

También tomamos la medida perpendicular a este cartón en cada uno de los huecos y cortamos dos cartones, para poner dos separadores en los huecos que nos quedan. Así tendremos 4 huecos en vez de 2 y nos dará más versatilidad a la hora de ordenar.

Para pegarlo simplemente se pone cola en los tres bordes del cartón que tienen que ir pegados y se coloca en su sitio sujeto con cinta de carrocero o washi. Luego he puesto uno de los organizadores de abalorios que tengo para que sujete firme las piezas mientras secan, pero vale cualquier cosa que haga peso para que quede bien fijado. Una vez seco se puede retirar el washi.



Seguimos haciendo un hueco para poner un cajón debajo. Tenemos que tomar medida del ancho y del profundo, y al profundo le añadiremos un poco (yo no soy mucho de dar medidas porque cada cual se hace las cosas como quiere) pero es para hacer una especie de balconcito para dejar las pequeñas cosas como el pegamento o el cello, así que con 3 o 4cm debería ser suficiente. Estas dos medidas serán las de la base. Luego tenemos que cortar también los tres laterales, dando un alto como para un cajoncito, yo creo que lo suyo es que esté alrededor de los 5cm. Hay que tener en cuenta el grosor del cartón, de manera que si vamos a pegar los laterales por encima de la base la trasera tendrá el mismo largo que el ancho de la base, pero los laterales tendrán de largo el profundo de la base menos la anchura del cartón, porque si no sobresaldrían por delante. Luego se pone otra pieza igual para la tapa y se pega todo con cola de carpintero.

Como yo lo he hecho todo con cartón piedra de 3mm es ya suficientemente duro y resistente, pero si lo habéis hecho con un cartón menos rígido tenéis que tener en cuenta que esto va a soportar el peso de todos los bolígrafos, así que igual tenéis que endurecerlo poniendo una o dos capas de cartapesta (trocitos de papel de periódico pegados con cola de carpintero un poco rebajada con agua).

Cuando la parte exterior del cajón está seca presentamos encima los cubos para los bolis, y tomamos las medidas de los cartones que harán las veces de "barandilla del balcón". Luego lo pegamos todo con cola y lo dejamos secar con un peso encima para que quede bien pegado. La base de nuestro organizador ya está hecha y ahora ya solo falta la decoración (bueno, y el cajón).

Para que si algún boli o rotulador estalla o lo metemos sin cerrar, o por los lápices que ensucian, no nos estropeen todo y se note, pintamos la parte de dentro de los huecos y de la cajonera con negro (yo usé pintura a la tiza porque no necesita imprimación ni nada, pero podéis usar pintura acrílica). Luego, por fuera, aunque luego lo vamos a tapar pero por si se ve un poco... lo vamos a pintar con un color blanco roto (yo también usé pintura a la tiza, soy fan de esta pintura).



Como veis ya va cogiendo forma, pero no me gusta que se vean las uniones entre las cajas, o entre la parte de arriba y la cajonera.. así que cojo cartón fino, de cajas de cereales o paquetes de envíos en mi caso, y marco el contorno de cada una de las caras de nuestro organizador, incluyendo el frontal del balconcito, y lo recorto.

Ahora es cuándo viene la verdadera tarea de decoración. Yo tenía hace tiempo una servilleta que me encantaba pero no sabía para qué usar, y vi aquí el sitio perfecto así que voy a hacer decoupage. Pero para que quede bien primero voy a pintar todas las piezas con pintura a la tiza blanco roto. Luego les hago el decoupage, que creo que ya todas sabréis, pero es dando cola de decoupage, se coloca con cuidado la servilleta (sólo la capa del dibujo) y se extiende con cuidado con un trapito colocándo en medio un film transparente. Luego se echa otra capa de cola de decoupage por encima para que quede bien pegado y se deja secar. Yo además recorté la servilleta un poco por fuera y doblé los bordes hacia dentro para que quedaran bien rematados. Debo decir que con una servilleta no me dio para todas las piezas, así que la trasera se va a quedar en color blanco roto, pero no me importa porque va a ir contra la pared. Pero si queréis cubrirlo entero igual os hacen falta dos servilletas.

Luego lo que hago es pegar cada pieza en su lugar, lo hago con silicona para ajustar mejor las piezas en las juntas o las zonas donde hay desniveles. Lo importante es tener cuidado de que las esquinas queden bien juntas. Luego le dí una capa de barniz mate para que quedara bien.



Esto ya va cogiendo forma verdad? pero no me gusta como quedan los bordes de la parte de arriba... así que vamos a taparlo con algo... Ya sé, le pongo una especie de bies como de arpillera, que parece que pega con el motivo de la servilleta. Yo lo pego con silicona que es muy rápido, pero debo reconocer que me quemé bastante los deditos, así que podéis usar el pegamento que veáis más apropiado. Yo pego primero la parte de fuera, que es lo que es más importante que quede bien, y luego la giro hacia adentro. En los casos en que por dentro tenemos un tabique divisorio habrá que hacer un corte para sortearlo. Así poco a poco vamos poniendo todas las piezas. Que os quede lo mejor posible pero tampoco os amargueis si no os queda perfecto por dentro, porque lo van a tapar los rotuladores al llenarlo. También le ponemos borde al balconcito.

Luego tenía unas esquineras de color bronce que había comprado en la feria de Creativa (sí, sigo sacando cosas que compré allí) y que tampoco había visto la oportunidad de usar... Cojo 4 y pego dos en las esquinas superiores del frontal y otras dos una en cada esquina superior trasera de cada lateral.



Y ya casi está, sólo falta el cajón. Para hacer el cajón es muy muy muy importante tomar bien las medidas (mide 3 veces corta 1). Toma las medidas del ancho y el profundo en la parte más estrecha del hueco, y luego, si lo vas a hacer como yo, con los laterales por los lados, resta 8mm (porque mi cartón es de 3mm de grueso) por cada lado. En cuanto a los laterales serán de la medida de la base más 3mm, para que sobresalgan por uno de los lados lo suficiente para pegar el siguiente, y de alto lo que quepa en la cajonera. Luego se pega con cola de carpintero y se deja secar. Si os hacéis un lío con todo esto os recomiendo que veáis este vídeo de Amparo en que explica cómo hacer cajas, pero es lo mismo.

Para hacer el frontal del cajón, que quedará por fuera, tomamos medidas y cortamos una pieza de cartón. Luego pintamos el frontal de esta pieza y la parte de dentro del cajón de blanco roto, y cuándo ha secado la parte exterior del cajón de negro, aunque una de las partes largas no hará falta pintarla porque sobre ella pegaremos el frontal.

Para el frontal, como ya no nos queda servilleta, compré la arpillera con puntilla que podéis ver arriba, que tiene un poquito menos de anchura que el frontal del cajón. De modo que corto una tira y la pego de lado a lado con silicona. Luego recorto los laterales y los vuelvo hacia atrás para que el borde quede bonito pero los dejo cortitos para que no molesten a la hora de pegar el cajón. En esta parte trasera hago una línea a 3mm de la parte inferior, que es dónde tendré que pegar el cajón (ya que tendrá que correr sobre un cartón de 3mm pero el frontal tiene que llegar hasta abajo). También marco el centro y lo pego con cola de carpintero dejando secar bien. Ya sólo falta el tirador, que lo voy a hacer simplemente grapando una cinta de arpillera cómo la que he usado para la parte de arriba de los bordes. Si el cartón es tan gordo como el mío tendréis que usar una grapadora que tenga fuerza, si no igual os toca usar un clavito o un buen pegamento, pero que sea bueno porque es lo que va a tirar del cajón cuándo esté lleno.



Y ya está, colocamos el cajón en su sitio y todo listo. También le podéis pegar debajo un fieltro para que no os dañe la mesa pero como el mío apenas se va a mover y la mesa está ya hecha un asco lo voy a dejar así.



Ya sólo lo tenemos que llenar con nuestras cosas, que eso es lo más rápido de todo:



Espero que os haya gustado, aunque me ha quedado un post casi eterno.... Con él participo en el Reto Manitas del Rincón de las Manualidades Caseras. Que ahora enseguida me iré a ver al resto de participantes.

Pero antes de irme os quiero recordar que Ideado a mano también tiene en marcha un reto, para dentro de dos semanas, sobre personajes Frikis. Tenéis aquí toda la información y estaré encantada de contar con vosotros.



Ahora sí me voy a ver todos los trabajos. Espero que os guste!!!

Fuente: este post proviene de Ideadoamano, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Colgante de inspiración india

Hola de nuevo! Hoy toca venir con un poco de bisutería.. que ya hace unos cuantos post que no os pongo nada. Se trata de un conjunto de collar y pendientes de inspiración india, porque la pieza prin ...

Lapicero de piña

Hola de nuevo! Hoy os traigo una versión muy veraniega, un lapicero de piña, para que toméis nota de todo con ambiente tropical... Es una idea muy muy sencilla, tanto que no merece fotos del paso a p ...

Collares pirograbados personalizados

Hola de nuevo! Hoy os traigo un par de collares pirograbados personalizados con un detalle alegórico y el nombre de la persona a la que se los iba a regalar. Este fin de curso está siendo de locura p ...

Etiquetas:

Recomendamos